Venezuela: el enroque de la revolución

Ese día la plaza de Altamira de Caracas era un campo de batalla. Lo había sido antes, en otras ocasiones, pero probablemente nunca se volvió a respirar tanta tensión en el mismo lugar, epicentro del municipio caraqueño de Chacao y símbolo de la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro. Era el 30 de julio de 2017, una jornada decisiva que marcó un punto de no retorno. Venezuela eligió una Asamblea Nacional Constituyente en una votación improvisada en medio de una ola de movilizaciones, que dejó más de 150 muertos, con la que el chavismo buscaba deshacerse de la Asamblea Nacional. El Parlamento estaba controlado desde 2015 por las fuerzas críticas con el régimen y se había convertido en su plataforma política. Ese día, entre los gases lacrimógenos, las cargas y las barricadas, se consumó la fractura institucional del país. Y en la sociedad, ya muy polarizada, algo se acabó de romper.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!