Vacunas, un desastre muy europeo

Estados Unidos tiene mucho que aprender de los éxitos políticos de Europa, sobre todo en lo que a atención sanitaria se refiere. Todos los países ricos de Europa proporcionan cobertura sanitaria universal gastando mucho menos que nosotros, a pesar de que nuestro sistema deja a decenas de millones de personas sin seguro. Y todo indica que la calidad general de la atención es muy buena; de media, los franceses, por ejemplo, tienen una esperanza de vida cuatro años mayor que los estadounidenses. Pero en este momento crucial de la odisea de la covid-19, cuando por fin las nuevas vacunas ofrecen una perspectiva realista de recuperar la vida normal, la política en la Unión Europea (UE) ha estado caracterizada por una chapuza tras otra. Las inoculaciones empezaron con lentitud; ajustando por población, Reino Unido y Estados Unidos han administrado aproximadamente el triple de dosis que Francia o Alemania. Y los países de la UE siguen retrasados, administrando vacunas a la mitad de velocidad que nosotros.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!