Ustedes, que nos leen

Tengo buenos amigos. Lo sé porque en los últimos tiempos me he enterado de que varios tienen en su casa la portada del periódico del día de su nacimiento. No porque saliesen ellos, sino para saber lo que pasaba en el mundo entonces. Una manera de decir: cuando llegamos ya estaba así. Me gusta la gente que aún ama los periódicos, aunque tenga la impresión de que cada vez son más indistinguibles de los que trabajan en ellos; cuando veo a alguien por la calle con un diario bajo el brazo mi duda es si va o vuelve de la redacción. De pequeño clasificaba las casas de mis abuelos, mis tíos y mis vecinos por el periódico que compraban, y con el tiempo empecé a ir a los bares a desayunar o comer según el diario que tuviesen y lo que me apeteciese leer ese día, previo vistazo a las portadas en el quiosco de Paredes, frente a la Peregrina de Pontevedra (se lo llevó por delante la pandemia después de más de un siglo abierto; en el lugar abrirá una panadería).

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!