Una saga de 71 años de madridismo

«Bien chaval, bien». Di Stéfano reaccionó así ante una dura entrada de Luis Miguel Beneyto en un entrenamiento en el Bernabéu. Era el año 1955. El mejor jugador de todos los tiempos valoró la fogosidad del joven centrocampista. «Para mí el mejor jugador de la historia, incluso por encima de Alfredo, fue Puskas», manifiesta Luis Miguel. Militó en el Plus Ultra junto a Santisteban y Antonio Ruiz. Entrenaba con el primer equipo en muchas ocasiones, pero solo disputó un partido con el primer equipo, el 30 de enero de 1956. Era socio desde 1947. Y fue directivo en la etapa de Luis de Carlos. En 1978 consiguió el pacto de los hombres importantes del madridismo para que, en la muerte de Bernabéu, se consensuara un presidente y no se produjera «la división de las elecciones». El pasado sábado fue invitado por el Real Madrid al partido frente al Valladolid porque su hijo Luis y su nieto Javier de Zunzunegui Beneyto cumplían 50 y 25 años de socios. Ambos recibieron las insignias en el palco. Luis Miguel posee dos insignias de oro y brillantes. Lleva 71 años de socio. Su carnet es el 915. ABC convoca a las tres generaciones para hablar de una vida centrada en el Madrid.

Luis Beneyto: recibió en el Bernabéu la insignia de oro por los 50 años de socio. Santillana fue su ídolo. Reconoce que ahora valora más la gestión empresarial del club

«Me habría gustado ver jugar a Di Stéfano y Puskas, pues siempre escucho decir a mi padre que fueron los mejores», advierte Luis, en una mesa que presenta el viejo escudo que Santiago Bernabéu tuvo en sus despachos y una foto de su padre junto a Molowny y Puskas, dos de sus mejores amigos.

Javier de Zunzunegui Beneyto. Recibió en el palco la insignia de plata por 25 años de socio. Estuvo en las finales de Milán y Cardiff y volvió a ver a Ramos ser decisivo ante el Atlético, como lo fue en Lisboa

Hablamos de los momentos históricos que hicieron grande al club. El hijo de Beneyto es categórico: «Mi gran ídolo fue Santillana. El mejor rematador de cabeza de la historia. Lástima que en aquellos años no ganáramos en Europa. Pienso que, tras el Real Madrid de Di Stéfano, el equipo volvió a ser grandioso cuando Mijatovic marcó el gol de la Séptima. Llevábamos 32 años sin ganar la Copa de Europa. Ahí empezó todo, que diría Piqué. Y vinieron tres Champions en cinco años».

Luis Miguel Beneyto. Directivo con Luis de Carlos, 71 años de socio. Dos insignias de oro y brillantes. Al fallecer Bernabéu gestó el consenso que evitó la división de las elecciones

Javier ha vivido la gloria de este equipo bajo la influencia de su abuelo. Y distingue la otra etapa fundamental del club, la actual, una posición que su tío Luis corrobora: «Hay que valorar la importancia que tuvo el gol de Ramos en Lisboa en nuestro futuro. Aquel cabezazo en el minuto 93 permitió el empate y todos supimos ya que ganaríamos. Sergio cambió la historia ¿Nos imaginamos que hubiera ganado el Atlético y el golpe que habría supuesto para el Real Madrid a escala de la capital, del fútbol español y del fútbol europeo? Ramos evitó que el Atlético diera un vuelco a la historia y comenzó a escribir la segunda gran era del Real Madrid, cuatro Champions en cinco años».

Luis Beneyto apostilla con humor: «Es que cuando algo es imposible es imposible, y era imposible que nos ganara el Atlético». Lo dice con sorna, pero en los partidos televisados los nervios le pueden. «Nos apaga la televisión y le decimos que se vaya y nos deje verlo», espetan Luis y Javier.

El mejor jugador de la historia del Real Madrid. «Para el madridismo el mejor fue Di Stéfano, pero para mí fue aún más grande Puskas», afirma el exdirectivo
Loading...

Cuestionamos si todo se habría revolucionado igualmente con un triunfo del Atlético en la final de 2016. Luis y Javier lo niegan: «No, pues el Madrid ya había conseguido la Champions de 2014. Lisboa abrió el camino de las otras tres Copas de Europa».

El primer cambio hacia el Real Madrid moderno. «El gol de Mijatovic en 1998, ahí empezó todo, que diría Piqué; luego vinieron tres Champions consecutivas», destaca Luis Beneyto

Luis Miguel aborda la gestión del club y destaca la labor del actual presidente: «Florentino, con sus aciertos y errores, que los tiene como todos, ha salvado al Real Madrid. Lo sacó de una situación complicada». Su hijo concreta: «Soy pasional con el fútbol y antes no miraba el aspecto de la dirección. Ahora, con la madurez, si valoro la gestión y es importante la situación económica que vive el club».

Beatriz García-Reyes es «la más grande de todos«, señala su hijo Luis. «Su familia es atlética, pero desde que se casó con mi padre puedo decir que se hizo madridista, porque para ella lo más importante era vernos contentos a todos en casa»

Hablamos del Real Madrid actual, que soporta «criticas atroces». Luis Miguel ataca: «¡Viva el antimadridismo! Es el ejemplo de la envidia que tienen al Real Madrid por los éxitos». Su hijo Luis destaca la distinta barra de medir en todos los ámbitos: «Un jugador del Éibar fue expulsado por un pisotón, por orden del VAR, y a Luis Suárez le permitieron dar un pisotón de tarjeta roja a Nacho y Hernández Hernández no quiso que interviniera el VAR. El Barcelona puede hacer lo que quiera, tiene gula». Javier destaca: «Tenemos que fichar un delantero más, la baja de Cristiano se nota y hay que hacer algo».

Ramos, clave en esta etapa de la nueva leyenda. «El gol de Ramos en Lisboa fue fundamental. Evitó que el Atlético diera un vuelco a la historia», subraya Javier

Por encima de todos ellos destaca una mujer, Beatriz García-Reyes, esposa de Luis Miguel. «Su familia es atlética y desde que se casó con mi padre puedo decir que se hizo madridista porque para ella lo más importante era vernos contentos a todos en casa», ensalza Luis. «Eso es lo más grande».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *