Un negocio que germina

Producir de forma sostenible es, sin duda, uno de los retos más importantes a los que se enfrenta el planeta. Con esa idea nació Equinocol, una compañía fundada por Beatriz Jiménez en 2014, ubicada en la localidad madrileña de Cercedilla, fruto de su pasión equina. Durante siete años estudió los problemas de cólicos que afectan a casi todos los animales herbívoros (cabras, ovejas…), en colaboración con el Departamento de Agricultura de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Estudios que derivaron en la creación de Equinocol, una pequeña “fábrica”, en la que invirtió 12.000 euros, para producir germinados; un alimento funcional a partir de semillas, similar a la hierba, que paliaría este problema en los herbívoros. “No es un producto nuevo, pero le hemos dado una vuelta de tuerca. Por un lado, seleccionamos las semillas para que tengan todos los nutrientes necesarios y, por otro, los animales los toman en fresco, no en seco como el pienso, causante de muchos problemas digestivos. Esto hace que la leche que producen las cabras o las ovejas sea de mejor calidad y el producto que se elabora con ella, como queso o yogur, también”, explica Jiménez.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!