Un hombre esconde un criadero con 400 tarántulas venenosas en su casa sin licencia ni seguro

Tenía una afición por los artrópodos insegura y que, además, no se ajusta a la legalidad vigente. La Guardia Civil ha descubierto más de cuatrocientas tarántulas venenosas pertenecientes a cerca de medio centenar de especies diferentes en un domicilio de la localidad castellonense de Xilxes cuyo propietario se dedicaba a la cría y colección zoológica de artrópodos.

Según fuentes de la comandancia provincial, la actuación se ha llevado a cabo por agentes del Seprona de Burriana dentro de las actuaciones que llevan a cabo para combatir el tráfico de especies protegidas, exóticas o invasoras.

Los agentes localizaron la vivienda en la que se sospechaba que estaban los animales, se inspeccionó y se hallaron en ella más de cuatrocientos ejemplares pertenecientes a 49 especies diferentes de tarántulas.

La tenencia de estas arañas incumplían diversas irregularidades de un Decreto aprobado en el año 2000 por el Gobierno valenciano.

En virtud de esta normativa, el hombre carecía de la licencia municipal, de memoria descriptiva de la actividad y del seguro obligatorio para la tenencia de animales potencialmente peligrosos, por lo que se han incoado diversos expedientes que se han remitido al Ayuntamiento de Xilxes y a los Servicios Territoriales de la Consellería de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

Loading...

Los animales hallados son venenosos, cada uno con una toxicidad diferente, aunque no suponen un peligro para la vida de los humanos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!