Un derbi con las estrellas en baja y repleto de urgencias

En apenas dos meses ha habido una secuencia de inauguraciones que han proyectado al Atlético a su futuro. El estreno de la cubierta, el paseo de las leyendas con sus placas para la discordia, los tepes del césped y, al fin, el 16 de septiembre, la puesta de largo oficial del Wanda Metropolitano como nuevo estadio del Atlético. Vinieron luego el debut del Barcelona, la apertura a la Champions contra el Chelsea y, para cerrar el círculo, el club rojiblanco recibe en su casa al rival. Hoy, 280 duelos después de aquel primer partido en el antiguo Metropolitano de la Ciudad Universitaria, 20 de enero de 1921, con dos contendientes sobre un recinto inclinado hacia el norte y con un balón de cuero abierto en una vejiga por donde se hinchaba la pelota, juega el Real Madrid en el Wanda (20.45 horas, Movistar Partidazo). El Wanda Metropolitano ha establecido un puente entre el presente y el futuro del Atlético. Acogía cada fin de semana a 40.000 afiliados en el Vicente Calderón en un aforo de 55.000 espectadores. Ahora las cifras crecen: 54.000 fieles en un recinto de 68.000 almas. Más de once millones anuales de ganancia solo por la ampliación de asientos: 46 millones en una temporada para el club. 7.000 butacas en los palcos vip añaden otra categoría y más ingresos a un estadio cinco estrellas que acogerá la final de la Champions League en 2019. La instalación es impecable y ha provocado la admiración y el orgullo de los seguidores rojiblancos, pero existen intangibles que no miden las unidades de cálculo. El sentido de pertenencia, la comodidad del hogar, la emoción de los usos y costumbres de siempre. Hay muchos aficionados que hoy, acomodándose como están al imponente Wanda, echan de menos al viejo Calderón. Esa olla a presión en la que cada cual conocía su lugar. No habrá tifo (mosaico con mensaje) en las gradas del nuevo estadio para recibir al Madrid, una suerte de apelación común al espíritu rojiblanco que une a los hinchas. «Cuando uno hace un estadio nuevo, siempre está el último partido del Calderón, el último ante el Barça, el primero en el Wanda… Lo que pasará será lo que empiece a pesar en la historia de este estadio», puntualizó Simeone, ferviente partidario del crecimiento del club a través de obras como ésta. Llega el Madrid y el entrenador argentino que cambió la historia del Atlético y de los derbis no tardó en incomodar a su adversario. «El Madrid se ha llevado a todos los chicos buenos de los diferentes equipos. Eso habla bien de ellos. Los demás no podemos llegar a esos chicos para ir creciendo. Los tienen acumulados, pero los tienen». Simeone invirtió la tendencia. El Atlético, que veía en el Madrid un reto imposible (14 años sin ganar en el Calderón), es otro equipo con el argentino al mando (un título de Copa del Rey en el Santiago Bernabéu, una Supercopa y ocho victorias en 24 choques). Aunque todavía tiene el doloroso techo de la Champions (dos finales perdidas, una semifinal y unos cuartos de final), el Atlético ya no sale acomplejado ante su enemigo. El Real Madrid dispone de un balance incontestable en 160 derbis disputados en la Liga (86 victorias, más 35 empates y 39 triunfos de los rojiblancos). Un gol de Cristiano A estos guarismos ha contribuido sobremanera Cristiano Ronaldo. El Atlético es una de sus dianas preferidas. Le ha marcado once goles en catorce enfrentamientos de Liga al Atlético (nueve con Simeone) y 21 en todas sus apariciones en otros torneos. Pero el portugués vive semanas de sequía y mal humor en el campeonato doméstico, solo un gol para quien está acostumbrado a casi una diana por jornada en sus mejores días. «No es normal su racha. Los goles volverán a entrar como antes», relativiza Zidane, siempre con la sonrisa que apacigua las cosas en Chamartín. Una buena noticia para el Madrid es el regreso de un defensa fiable y competitivo, fijo para Lopetegui en el Mundial de Rusia. Carvajal ha superado la pericarditis que le inquietó tanto como para llegar a pensar que el fútbol se había acabado para él. La inflamación ocasionada por un virus ha remitido y el lateral de Leganés tiene todas las papeletas para jugar hoy. Como sucede con Cristiano, la estrella del Atlético vive sus peores meses como colchonero. Griezmann le ha hecho más goles que nadie al Madrid en la plantilla rojiblanca (cinco), pero su nula aportación (siete jornadas sin cantar un tanto) coincide con una pésima elección de sus palabras cada vez que habla en Francia. Los mensajes de futuro («posible al Manchester United», «un sueño -jugar con Neymar y Mbappé-») irritan a la hinchada colchonera, que echa de menos los goles de su crack. «Siempre ha pasado, con Falcao, con Diego Costa, con Fernando Torres, siempre se habla de los que tienen jerarquía», tranquiliza el ambiente Simeone, para quien todo volverá a la normalidad con una victoria. «Un gol puede cambiar una crítica, una forma de verlo todo y ya ni hablar el ganar». En eso coincide con Zidane, a quien no le gusta el mundo en blanco o negro que pintan las preguntas a su alrededor en las ruedas de prensa. Ambos equipos están a ocho puntos del Barça, 11 el que pierda hoy si ganan los catalanes. Pero el francés sosiega la atmósfera. «La vida no es solo éxito o fracaso. Hay tiempo de sobra en la Liga para coger y superar al Barcelona». ============C06 Tit SB 38 (118655968)============ El Wanda estrena un derbi sin margen ============D10 Subtit 18 (118655977)============ Atlético y Real Madrid, acuciados por su retraso en la Liga y sin goles de sus estrellas, se miden por primera vez en el Metropolitano después de 280 duelos ============J00 Sum cab (118656085)============

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!