Un año después, Ciudadanos pelea por levantar el vuelo

Albert Rivera ha pasado de ser omnipresente en las paredes de la sede de Ciudadanos a convertirse en una figura testimonial en alguna fotografía junto a Inés Arrimadas. Frente a los gigantescos retratos de Rivera que adornaban las oficinas del partido en la calle Alcalá de Madrid, casi siempre solo —con el tiempo los redujeron de tamaño—, la nueva líder ha optado por imágenes corales de la ejecutiva. Ciudadanos ha pasado página, un año después del batacazo electoral que le hundió de 57 a 10 diputados. Ha superado el duelo por la traumática dimisión de su presidente fundador, y eso que aquella mañana del 11 de noviembre de 2019 había velatorios más alegres que la sede de Cs. Sin embargo, doce meses después, el partido aún pelea por levantar el vuelo mientras aflora un malestar interno contra el núcleo de Arrimadas y su estrategia. De forma paradójica, tras su muerte política cobra fuerza la visión de Rivera contra los acuerdos con el PSOE.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!