Trump carga brutalmente contra el ejército europeo de Macron: «Es un proyecto insultante»

Choque relativamente brutal entre Donald Trump y Emmanuel Macron, antes siquiera de comenzar la gran celebración multilateral del centenario del Armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial (1914 – 1918).

En el marco del «maratón de la reconquista» de una opinión pública hostil, Emmanuel Macron relanzó días pasados la eterna «guinda» de todos los «pasteles» de la seguridad europea: «Debemos ser capaces de construir un auténtico ejército europeo».

Coincidiendo con su llegada a París, para participar, este sábado en la gran ceremonia multilateral concebida por Macron para celebrar el 11 de noviembre, día de la firma del Armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial, Donald Trump ha salido al paso del proyecto «macroniano», con una brutalidad muy personal, estimando que se trataba de unas declaraciones »insultantes».

Donald Trump corta en seco el ultra teórico proyecto macroniano, en estos términos: «El presidente Macron acaba de sugerir que Europa construya su propio ejército, para protegerse de los Estados Unidos, China y Rusia. Me parece un proyecto insultante. Lo que debiera hacer Europa es pagar su parte en la OTAN, que los Estados Unidos subvencionan largamente, desde hace décadas».

Anulado el proyecto de «cumbre» entre Trump y Putin, hoy o mañana, al margen de los festejos macronianos, los presidentes de los EE.UU. y Francia podrán «explicarse» este mismo sábado, durante un encuentro y comida de trabajo.

Quizá sea posible esperar que Macron y Trump encontrarán las palabras imprescindibles para intentar explicar el «malentendido» sobre un hipotético ejército europeo, pilar continental de la seguridad europea. Pero Trump ha comenzado por destrozar cualquier ilusión, invitando al presidente de Francia a bajar a los suelos de una realidad harto prosaica.

Los proyectos de ejército europeo se han sucedido desde los años 50 del siglo XX. En vano. Francia jamás ha renunciado a su política militar independiente, gracias al arma nuclear. Y el resto de los Europeos jamás han deseado volver a relanzar el viejísimo proyecto de Comunidad Europea de Defensa (CED), dinamitado por Francia en 1954.

Existen una infinidad de proyectos y realidades de colaboración militar europea, tan interesantes como limitados.

No es un secreto que la seguridad continental reposa en el «paraguas» militar de la OTAN, pagada masivamente por los contribuyentes norteamericanos, desde su fundación.

La hipótesis de un «pilar europeo» de la OTAN se ha discutido en infinidad de ocasiones, con un éxito modestísimo. El encuentro de trabajo entre Trump y Macron, en el Elíseo, debiera confirmar los nuevos «perfiles» de esa realidad histórica.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *