Track Dogs, el blues del expatriado

Guardar

Track Dogs es buen rollo. En la era de lo enlatado, ofrecen una propuesta alegre y fresca. 4 ex-patriotas (como ellos mismos dicen en sus conciertos; una mezcla entre música y comedia) sin complejos ni fronteras. ABC charla con Garrett Wall (líder y principal compositor) y Robbie K. Jones (percusión, banjo y voces) para charlar de su disco «Fire on the Rails» y la presentación este Sábado en El Intruso (10PM). En la entrevista faltan Howard Brown (Trompeta y voces) y Dave Mooney (bajo y voces).

Track Dogs son 4 músicos. Un británico, un americano y dos irlandeses. ¿Por qué Madrid y cómo surge Track Dogs?

(R.K): Todo empieza en el 2006 con la idea original de crear un marco para las composiciones de Garrett. En ese momento cada uno tenía sus proyectos pero yo creo que fue un poco el destino lo que nos unió en Madrid. La primera vez que nos vimos los 4 fue el día del primer ensayo y pronto nos dimos cuenta que podría ser más una banda que el apoyo a un proyecto solista.

Vuestro directo es muy potente. Se nota mucho en directo que sois amigos y la gente disfruta muchísimo. ¿Cuál es el truco?

(G.W): Realmente es algo que hemos ido puliendo con los años, añadiendo y quitando cosas, pero la verdad es que la gente suele salir contenta de nuestros conciertos y eso es lo que importa. Nos gusta mucho colaborar con el público y hace poco hemos empezado a decirle a la gente que traiga el Ukelele para tocar con nosotros una canción. Son cosas que van saliendo pero siempre aportan algo positivo.

Es vuestro octavo disco… ¿Es el mejor?

(R.K): Uff… creo que no está bien decir que un disco es mejor que otro. Sí que se podría decir que es «más grande» ya que hemos usado, por ejemplo, una sección de cuerdas orquestada en tres temas. Pero decir que es el mejor no sería correcto.

(G.W): Este disco es una evolución en nuestro proceso. Para mí es muy importante escucharlo con la perspectiva de «Kansas City out Groove». Si sólo escuchas «Fire on the Rails» quizá no entiendas de dónde venimos y por qué hacemos la mezcla de estilos que hacemos.

La orquestación de vuestra banda es, cuanto menos, original. No tenéis batería ni guitarras eléctricas y como elemento de percusión lleváis un cajón, algo que le aporta mucha cercanía al directo. ¿Era la idea inicial o es algo que se ha ido desarrollando?

(R.K): Pues desde el principio probamos con este formato y vimos que sonaba ya muy lleno. Uno de los secretos de la contundencia de nuestro sonido es la guitarra acústica de Garrett, una Avalon con una resonancia muy grave y unos brillos muy bonitos. Su manera de tocar también tiene mucho garra y es algo central a nuestro sonido. Hemos probado a tocar con batería pero nos hace sonar como cualquier otro grupo y no es lo que buscamos.

Una cuestión personal… Me fascina «Long Gone». ¿Cómo surgió ese tema?

(G.W): Mmm… déjame pensar. Muchas veces me dejo llevar por la idea sin pensar demasiado. Esa canción era como un Western, la historia de un hombre que deja su pueblo pequeño y se adentra en el gran mundo dejando a alguien atrás. La persona que se queda es más sabia y sabe que volverá pero se pregunta si lo hará a tiempo… Es una reflexión acerca de las cosas que de verdad importan y cómo a veces se pierden en el día a día.

Me consta que tenéis grandes planes para el próximo año. ¿Qué podéis contarnos?

(R.K): Pues tenemos una gira de once fechas por el Reino Unido que nos hace mucha ilusión. Hemos estado tocando allí muchas veces pero esta es la primera vez que estaremos recorriendo la isla durante dos semanas completas. Es un paso más para nosotros y creo que con este disco hemos cerrado un ciclo que abrimos con «Kansas City out Groove». Son dos discos que reflejan bien lo que somos, cada uno de una manera diferente. Ahora estamos listos para tocarlos mucho en directo.

– Mañana estaréis en El Intruso. ¿Veremos el disco entero?

(G.W): Sí, tocaremos el disco completo excepto «Abi´s Lullaby», que es un tema más íntimo. Será además la primera oportunidad para comprar el CD. Estamos muy ilusionados por presentarlo y creo que será una noche para recordar.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!