Torre Mayorazgo, estilo zen en la vieja fortaleza castellana

La expresión omotenashi, en la hospitalidad japonesa, indica el máximo de la buena educación, del culto a los modales y de la contención en las relaciones personales necesaria para evitar el conflicto y los malentendidos. Investido de ese atavismo zen, como un artista del Cinquecento actualizado por las vicisitudes tecnológicas de su tiempo, el arquitecto Jesús Castillo Oli ha acometido la remodelación integral del castillo que mandó construir Alfonso XI allá por 1328 en el mayorazgo de Villatoro, hoy el hotel Torre Mayorazgo. Entre sus muros pudo bien residir la amante del rey, Leonor de Guzmán, madre de Enrique II de Trastamara. Y, más tarde, santa Teresa de Jesús, con toda seguridad. Camilo José Cela le dedicó unas líneas en su libro de viajes Judíos, moros y cristianos: “Villatoro con lo poco que le queda de su castillo… tiene un aire noble, vetusto y vergonzante, de hidalgo venido a menos…, que sigue manteniendo la frente en alto y orgullosa”.

Seguir leyendo

Torre Mayorazgo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!