Top Gamers Academy: El día que los youtubers llegaron a ser las estrellas de un programa de televisión

ElRubius, Thegrefg y Willyrex están acostumbrados a que millones de personas vean los vídeos que graban desde la comodidad de sus hogares. Sin embargo, en el estreno de Top Gamers Academy (TGA) de la noche de este domingo 4 de octubre, se reconocían nerviosos. Estaban en un gran plató de televisión, en directo y defendiendo un formato, hasta la fecha, inexistente: un talent show de videojuegos. O, como muchos tuiteros comentaban tras la emisión, “un Operación Triunfo, pero con gamers”.

Que decenas de comentaristas hayan recordado Operación Triunfo viendo el estreno de Top Gamers Academy no es casualidad. El programa –también producido por Gestmusic, al igual que OT– guarda muchas similitudes con el talent de canto, siendo la más obvia la idea de la academia: los 18 concursantes convivirán en un centro en el que recibirán clases para mejorar sus habilidades como gamers, y se les podrá seguir en directo 24 horas a través de Twitch y YouTube. Una hora después de terminar la primera gala, más de 26.000 seguían conectadas a través de estas plataformas.

La tarea de ElRubius, Thegrefg y Willyrex, sin embargo, puede recordar más a otro talent de canto, La Voz, que a OT: en el primer programa, cada uno de los youtubers ha seleccionado un equipo de seis concursantes, que capitanearán junto a un asistente, también youtuber. Junto a ElRubius estará Mangel, Fargan será el escudero de Willyrex y Ampeter el de TheGrefg. Jordi Cruz es el encargado de presentar el programa y, durante el estreno, también de intentar que los tres jefes de equipo y sus asistentes recuerden los nicks de los concursantes. A Mangel y ElRubius se les han atragantado en varias ocasiones.

Según ha explicado Jordi Cruz, en las primeras tres semanas del concurso no habrá eliminatorias: los participantes jugarán a tres videojuegos –Fortnite, Clash Royale y Gran Turismo– y, según los resultados de las diferentes competiciones, se hará una clasificación por equipos. El conjunto ganador no sufrirá ningún cambio, mientras que los otros dos sustituirán a uno o dos de sus participantes por los los concursantes suplentes que no han sido elegidos en ninguno de los tres equipos en este primer programa. Pasadas esas tres semanas, empezarán las eliminatorias, con tres expulsados por semana. Los ganadores no irán a Eurovisión, pero sí a una competición internacional de videojuegos.

Del salón de su casa al estudio de televisión

Al arrancar el programa, tanto Jordi Cruz como Ana Olivares, Anouc, la directora de la academia, han reconocido estar nerviosos por el estreno. Los jefes de los equipos y sus asistentes se han sumado a estas palabras, e incluso ElRubius ha bromeado sobre ello en Twitter al terminar la emisión:

ElRubius es, precisamente, el que más experiencia televisiva acumula de los tres coaches. El español con más suscriptores en YouTube (actualmente, 38,7 millones) fue uno de los primeros youtubers españoles en ser entrevistados en prime time, concretamente, en El rincón de pensar, presentado por Risto Mejide, en 2015. Además, Movistar lanzó un documental sobre el youtuber en octubre de 2018, la antesala de la serie animada Virtual Hero.

Cada vez hay más ejemplos de youtubers en televisión. Fortfast ha hecho de reportero de Zapeando, Percebes y Grelos ha presentado el chat de Operación Triunfo, Ter colaboró en La Resistencia –donde también han entrevistado a Mangel y TheGrefg–… E incluso el pasado 2 de noviembre pudimos ver al joven Miquel Montoro charlando con Fernando Simón en Planeta Calleja.

Top Gamers Academy es un paso más y los youtubers no son solo colaboradores, sino protagonistas, lo que se ha notado también en el tono y el lenguaje. Este domingo, los españoles han podido escuchar en prime time la broma de «F para mostrar respeto», el cliché de que los otakus (los aficionados a la cultura japonesa, como el propio Rubius y varios de los concursantes) no se lavan y chistes con referencias a Among Us. Incluso a un presentador saludar con una frase que, en España, es más un meme que un saludo: «¿Cómo están mis panas?».

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!