Todos morimos jóvenes

España ha sido en 2020 el país con más exceso de muertes por habitante de toda Europa: según Mortality.org y Our World in Data, se han producido 77.000 muertes inesperadas desde marzo, es decir, 1.650 muertes por millón de habitantes. Como dice Kiko Llaneras, estamos “por delante también de otros países que ofrecen estos datos, como EE UU o Chile”. Las cifras grandes tienen un efecto narcótico. Durante meses, observamos de frente a la muerte, casi de manera mórbida; cuando dejamos de hacerlo no fue porque hubiera desaparecido sino por saturación. Sustituimos el estupor inicial por la fatiga: ha habido muertos por covid todos los días desde el principio de la pandemia, pero no todos han contado igual.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!