«Terminamos el Mundial con una sensación de mucha rabia»

La patrona grancanaria Patricia Reino, quien junto a su compañera y proel Isabel Laseica logró el subcampeonato mundial de la clase 420 de vela en Newport (Estados Unidos), ha dicho a Efe que acabaron el evento “con mucha rabia” por perder el primer puesto en la última jornada.

Patricia, de 19 años y estudiante de Ingeniería de Diseño Industrial, e Isabel, que a sus 18 empezará los estudios de Medicina, lograron pese a todo una posición inesperada por el poco tiempo que navegan juntas en el equipo de regatas del Real Club Náutico de Gran Canaria.

“Estamos en esta clase desde septiembre del pasado año y teníamos el objetivo de quedar entre las diez primeras del Mundial, y en Newport hay poco viento, que es como mejor competimos, pero no imaginamos hacerlo tan bien desde el primer día y aguantar tanto tiempo ahí arriba, sin bajar del segundo puesto”, ha apuntado.

Reino ha asegurado que acudieron a Estados Unidos con la “conciencia tranquila”, tras entrenar muy duro para intentar ser competitivas en esa cita.

“Al no ser las favoritas y carecer de tanta presión navegamos con mayor tranquilidad y acierto, aunque sabíamos que lograr una medalla en este Mundial sería muy complicado”, ha precisado.

Patricia Reino e Isabel Laseica llegaron a saborear el oro en la última jornada, en la que partieron en primera posición con 15 puntos de ventaja sobre sus inmediatas perseguidoras.

“Nos llegamos a ver campeonas, pero al final perdimos por un único punto. Nos pesaron los nervios y, aunque nuestro segundo puesto está muy bien, terminamos el Mundial con mucha rabia, que es una sensación que no recomiendo a nadie porque lo pasamos muy mal”, ha recordado sin perder la sonrisa.

De todos modos, el hecho de que las hermanas grancanarias María y Pilar Caba se adjudicasen el primer puesto en su clase -420- endulzó un tanto el hecho de no haber podido conquistar el Mundial.

“Nos alegramos muchísimo de que las ganadoras fuesen también de nuestro club. Ellas también se lo merecieron muchísimo y, además, otra tripulación española consiguió la medalla de bronce -María Bover/Catalina Homar-. Está claro que el nivel de nuestro país en esta clase es impecable”, ha manifestado.

Reino y Laseica pudieron participar en Estados Unidos gracias al esfuerzo económico del RC Náutico y de sus padres.

“No tenemos patrocinadores y sin la ayuda del Club y de nuestra familia sería imposible competir tan lejos y ya el pasado año también fuimos al Mundial en Australia, donde acabamos decimoquintas”, ha recordado.

Esta exitosa tripulación grancanaria tiene previsto seguir navegando al menos un año más en esta misma clase.

“Estaremos otro año juntas y, según como vayamos con los estudios, ya pensaremos si continuamos compitiendo o no. Me gustaría empezar en la clase 470, pero nuestra tripulación no es la más óptima porque somos muy ligeras y esa embarcación es más grande y requiere un mayor peso de la tripulación”, ha comentado.

Patricia e Isabel apenas tienen tiempo para el descanso tras su subcampeonato mundial porque deben afrontar nuevos compromisos deportivos antes de concluir este año.

“En septiembre tendremos el Campeonato de Canarias y luego, ya a principios de noviembre, estaremos en la Copa de España, en San Sebastián. Creo que no tendremos presión por ser las subcampeonas del mundo y confío en que podamos estar en los puestos de arriba en ambas competiciones”, ha concluido la regatista isleña

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!