¡Stop frío!: prueba el calentador de manos más vendido en Amazon con el que puedes cargar el móvil | Escaparate

La bajada de temperaturas y el frío típico de fechas invernales hace que mucha gente lo pase francamente mal a la hora de disfrutar de un simple paseo vespertino. Y es que un clima gélido afecta a las articulaciones o la piel, pero también provoca entumecimientos de las zonas del cuerpo más expuestas: como la cabeza, los pies y, por supuesto, las manos. Estas últimas son una parte muy sensible a los cambios bruscos de temperatura. El enfriamiento de los dedos es algo muy incómodo y perjudicial para la salud, con síntomas como el mal retorno circulatorio. Por eso, desde EL PAÍS Escaparate hemos elegido una solución práctica para combatir los rigores del invierno: un calentador de manos portátil que también puede cargar el móvil.

Se trata de un producto a la venta en Amazon y con más de 1.200 valoraciones en la plataforma. En la actualidad, cuenta con una nota muy elevada (4,6 sobre 5 estrellas) es el producto más vendido en el segmento de Calentadores de mano para acampada y marcha. Disponible en dos colores (azul y rosa) y a un precio muy asequible: desde poco más de 20 euros.

Los usuarios que ya lo han probado destacan, sobre todo, dos elementos de este calentador de manos: su suavidad al tacto y la calidez que transmite. Válido también para ser usado en interiores o en lugares donde no haya una calefacción adecuada, se convertirá en el mejor aliado de las personas más frioleras. “Ideal para meterlo al bolsillo cuando hace frío o cuando estás sentado en una terracita en invierno”, afirma una usuaria. ¿Quieres saber más de este gadget perfecto para el invierno? Te contamos todos sus detalles:

Compacto, liviano y con tres niveles de calor

Lo que más llama la atención de este gadget son sus reducidas dimensiones. Tan solo 14,5 x 10 x 5,9 cm. Y un peso muy liviano: no alcanza los 300 gramos. Estas dos características favorecen un agarre idóneo tanto para personas con manos amplias como pequeñas. “Es cómodo de llevar gracias a su tamaño; se puede guardar en el bolsillo perfectamente”, asegura un comprador. Otro usuario indica lo siguiente: “Tiene el tamaño ideal para caber junto con la mano en el bolsillo”.

Su funcionamiento es muy simple y genera calor de forma (casi) instantánea. Con un único botón en su parte superior, solo hace falta pulsarlo durante tres segundos para que se active. Tiene tres luces diminutas de color rojo que nos indicarán el nivel de calentamiento del aparato: mínimo (hasta 35°C), intermedio (hasta 48°C) y máximo (superando los 50°C). Podremos cambiar de un nivel a otro volviendo a pulsar el botón.

“Me he mudado a una ciudad donde hace bastante frío y me viene perfecto. Al principio tarda un poco en calentarse pero cuando pasa un rato si está en el nivel más alto se pone bastante caliente y da bastante gusto usarlo”, asegura un tercer usuario.

Hasta siete horas de uso y con adaptador para cargar el ‘smartphone’

El fabricante de este calentador de manos detalla que, usándolo en el modo más bajo, podremos disfrutar de él durante siete horas y en el modo intermedio, su autonomía se prolonga más allá de las seis horas. Una característica que también resaltan los usuarios: “Lo compré para mi pareja porque hace guardias a la intemperie. Lo ha usado dos días seguidos y le ha durado mucho la batería”.

El lote viene acompañado de una funda de terciopelo, un cable USB y un micro adaptador para conectarlo a nuestro smartphone o tableta —tanto en Android como en iOS— y convertirlo en una batería externa portátil. En cualquier lugar y sin necesidad de tener un enchufe cerca. Sus tres leds pasarán al color azul en caso de que lo usemos para este fin.

En definitiva, un 2 en 1 muy completo a un precio económico. Apto para actividades a cielo abierto (acampada, pesca, esquí), en el día a día (largos paseos) o en el sofá de casa. Un buen regalo para estas Navidades. “Muy recomendable si sueles tener las manos frías o si practicas algún deporte o trabajo expuesto al frío”, concluye un usuario.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!