Skillet Cookie del Tony Roma’s

Todos tenemos un recuerdo de la infancia que atesoramos con muchísimo cariño y, haciendo la confesión completa, uno de los míos a nivel gastronómico era cuando pedía ir al Tony Roma’s, una cadena de comida americana especializada en costillares de cerdo marinados. Generalmente coincidía con la fiesta de Halloween, cuando lo ambientaban todo y los camareros se disfrazaban de zombies, fantasmas o cualquier otro personaje de miedo. Pero la comida siempre era la misma: de primero llegaban los aros de cebolla, finísimos y en bloques cuadrados, y después las opciones iban de las costillas Carolina Honey a la Roma Burger, con huevo frito. De postre, no había duda: la cookie.

La recuerdo tremendamente golosa y densa, casi pesada, una cookie que se prepara todavía al momento en sartenes de hierro fundido y se acompaña de una bola de helado de vainilla. Es una cookie muy poco crujiente, prácticamente húmeda en su interior; si quieres, la puedes salsear con chocolate líquido para completar la bomba como debe ser: a lo bestia. Personalmente lo prefiero sin chocolate, pero si que me gusta restregar el helado por encima de la galleta bien caliente para que se funda y se convierta en salsa, pero reconozco que admite también ese chocolate o nibs de cacao o incluso chocolate blanco.

Esta masa también se puede usar para cookies tradicionales, con frutos secos o chocolates de diferentes tipos, y se puede congelar en bolas formadas que después dejaremos en el horno un par de minutos más para contrarrestar la congelación.

El helado clásico es el helado de vainilla pero también podría funcionar bien el helado de sésamo y miel casero o cualquier helado envasado de calidad que podamos elegir. Cuanto mejor sea el helado, mejor será nuestro postre.Lo malo, que tendréis que esperar un poco para comerla y tener cuidado de no quemaros con la cazuela de hierro (que también puede ser de barro).

Dificultad: no comerte la masa mientras las haces.

Ingredientes

Para 8 personas

Salsa de chocolate caliente (opcional)

Además

Preparación

  1. Calentar el horno a 180ºC. Derretir la mantequilla y mezclarla con los azúcares, removiendo hasta que esté todo bien integrado.

  2. Mezclar la harina con la sal y la levadura. Añadir el huevo a la mantequilla y batir bien. Incorporar por último la harina.

  3. Trocear el chocolate del tamaño que nos guste, o emplear gotas de chocolate. Añadir a la masa y mezclar bien con las manos. No se tendría que pegar mucho (es una masa grasienta); si lo hace añadiremos un poco más de harina, hasta que no se pegue.

  4. Hacer bolas con la masa y disponerlas en las cazuelas de hierro o de barro, en una cazuela de unos 12 cm de diámetro cabrá una bola del tamaño un poco inferior al de una pelota de tenis, ya que queremos que la cookie quede gruesa.

  5. Meter en el horno y hornear durante aproximadamente 12 minutos, hasta que los bordes empiecen a dorarse muy ligeramente.

  6. Sacar del horno y servir enseguida con una bola de helado encima y, si queremos, la salsa de chocolate.

  7. Para hacer la salsa de chocolate calentar la nata en un cacito junto con el chocolate, añadir la mantequilla atemperada en el último momento y mezclar bien.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!