Sin tiempo que perder

Aunque se ahorrarán la consulta al psiquiatra para desentrañar los impulsos de la anomalía presidencial saliente, Venezuela y Cuba atemperan el entusiasmo con la victoria de Joe Biden porque la revisión de las sanciones impuestas por la Administración republicana no será gratis, ni automático el regreso de la isla a la normalización diplomática con EE UU. Los demócratas aprovecharán los apuros de las dos naciones, causadas por sus improductivos modelos y el endurecimiento punitivo de Donald Trump, para ofrecer árnica a cambio de transformaciones constatables, sin la reiteración del juego de las simulaciones. La aversión estadounidense a los dos regímenes es bipartidista.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!