Siete soluciones para colgar cuadros y otros objetos sin taladrar ni hacer agujeros | Escaparate

Uno de los principales retos de la decoración del hogar es colgar cuadros y otros objetos de las paredes sin dañarlas. Y es que, en caso de querer cambiar elementos de lugar o al hacer una mudanza, los agujeros que quedan pueden requerir reparaciones adicionales. Para ayudarte a evitarlo, en EL PAÍS Escaparate hemos seleccionado siete sistemas para colgar cuadros sin taladrar ni hacer agujeros, que también son efectivos para sujetar repisas y otros objetos decorativos. Todos son fáciles de instalar y pueden retirarse sin dejar marcas visibles.

Fijacuadros Fischer

Sin duda, esta es la solución más conocida para colgar cuadros sin taladrar, que es especialmente efectivo para usarlo en paredes de yeso, madera o pladures. Estos pequeños ganchos metálicos se instalan sin herramientas, gracias a sus dos puntas afiladas que se sujetan firmemente al muro. Esta estructura, pese a su tamaño, hace que puedan resistir una carga máxima de 8 kg, con la posibilidad de entrelazar dos ganchos y, así, poder colgar cosas pesadas de hasta 16 kg. La caja incluye ocho unidades.

Tiras para cuadros Command

Si quieres evitar cualquier tipo de agujero en la pared, por pequeño que sea, una de las mejores opciones son estas tiras especiales para colgar cuadros sin taladrar. Además, su instalación no podría ser más sencilla: simplemente hay que unir dos tiras por su cara frontal, pegarlas en las esquinas traseras del bastidor del cuadro y después unirlas a la pared. Y para quitarlas, cuentan con una lengüeta que las despega limpiamente. Están disponibles en tres tamaños, con ocho unidades por caja: pequeñas (1,8 kg), medianas (5,4 kg) y grandes (7,2 kg).

Sujeciones sin marcas

Se trata de un lote de 40 sujeciones con gancho de cinco formas y tamaños para diferentes necesidades. Simplemente hay que clavarlos a la pared, pero debido a lo pequeñas que son las clavijas, posteriormente se pueden retirar sin dejar marcas visibles. Aun así, el gancho más fuerte puede soportar hasta 5 kg de peso. Son aptas para paredes sólidas, de madera maciza, de hormigón o, incluso, para armarios.

Clavos adhesivos ajustables Tesa

¿Te preocupa que ninguna de las soluciones anteriores sea la adecuada para tus paredes de yeso? Entonces, lo que estás buscando son los clavos adhesivos Tesa, que están específicamente indicados para este tipo de superficies, así como para paredes pintadas. Para ello, utilizan tiras adhesivas con cadenas de polímero flexibles que forman eslabones en U con el muro para asegurar su resistencia. Después, basta con adherir la sección del clavo, que puede ajustarse para alinear correctamente el cuadro. Lo mejor es que se retiran sin dejar rastro y son reutilizables. El paquete incluye dos unidades, que pueden soportar 1 kg de peso cada una.

Cinta adhesiva Pattex No Más Clavos

¿Qué puede ser más práctico y sencillo de instalar que una cinta adhesiva? La diferencia es que la cinta Pattex está fabricada específicamente para sustituir a los clavos y que puede usarse para colgar sin hacer agujeros en azulejos, maderas, metales, plásticos y mármol. Su fijación es extrafuerte y versátil, tanto como para soportar pequeños electrodomésticos. El rollo cuenta con 1,5 metros de cinta y es resistente al agua y la intemperie.

Cinta adhesiva doble cara transparente

Si buscas una cinta adhesiva completamente discreta, esta doble cara transparente es la elección perfecta. Está elaborada en acrílico de alta calidad y soporta hasta 1 kg de peso en superficies lisas, por lo que puede aplicarse en cualquier rincón de la casa para una fijación sin taladrar. Además, si se ensucia, se puede lavar con agua y dejar secar para utilizarla de nuevo. El rollo dispone de tres metros de cinta.

Ganchos pequeños Leone Dell’Era

Una última solución, pero no menos práctica y simple, son estos pequeños ganchos fabricados en Italia. Si bien hay que martillarlos dentro de la pared, utilizan un alfiler muy delgado que no deja marcas visibles si se remueven. La caja incluye 10 unidades especiales para muros de cemento, más otras 10 piezas aptas para su uso en madera. Incluyen una pala para proteger los dedos del martillo durante la instalación.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!