«Siempre pasa algo. No viene gente normal»

La plaza de toros de La Cubierta de Leganés, convertida desde hace años en una conflictiva zona de ocio nocturno –alberga en dos plantas una docena de bares de ambiente latino–, fue testigo ayer de una multitudinaria reyerta. Los gritos comenzaron poco antes de las ocho de la mañana en la calle de AC/DC. Frente a la plaza de Joan Manuel Serrat, dos grupos de hombres se enfrentaron y después la pelea se trasladó hasta la avenida del Museo, a tan solo cien metros. Allí, un hombre de 30 años y nacionalidad magrebí cayó tendido en la calzada tras recibir cinco puñaladas en la espalda.

A las 8.20 horas, el Summa recibió la primera llamada. Cuando los facultativos llegaron al lugar comprobaron que la víctima se encontraba en parada cardiorrespiratoria. Durante 40 minutos le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar, pero no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Paralelamente, un joven de 27 años y nacionalidad española tuvo que ser atendido en el lugar en el que se originó la pelea, frente a un local de copas colombiano, por una herida de arma blanca en el tórax. Fue trasladado en estado grave al Hospital 12 de Octubre, donde se encuentra estable dentro de la gravedad e internado en la unidad de Traumatología, según confirmaron fuentes hospitalarias a este diario. El Grupo VI de la Policía Nacional investiga ahora las causas que desencadenaron la reyerta mortal. Descartan que se trate de una pelea entre bandas latinas, debido a las diferentes nacionalidades de los implicados, y se centran en averiguar qué sucedió dentro del establecimiento situado en el tendido 7-6 de La Cubierta. La primera hipótesis que se barajó, por la cantidad de personas que participaron, fue una posible quedada entre grupos rivales. Sin embargo, este extremo fue perdiendo peso a medida que avanzaron las indagaciones.

Restos de sangre en el lugar por el que huyeron los agresores
Restos de sangre en el lugar por el que huyeron los agresores

La zona es conocida por los altercados. «Ese es el peor de los garitos. Puedes venir un día a las 9 de la mañana o a las 10 y encontrarlo abierto. Lo de hoy ya no nos sorprende. Ahí siempre pasa algo. No viene gente normal», dice un trabajador de limpieza mientras observa el reguero de sangre seca, todavía visible en el muro donde apuñalaron al primer herido.

La avenida del Museo permaneció acordonada cinco horas por la Policía Local, mientras los agentes de la Científica recababan pruebas. Se cree que los involucrados escaparon por un callejón situado en uno de los laterales del Museo de la Escultura y que huyeron por la calle de la Igualdad. Allí también había restos de sangre en un coche, posiblemente del tercer herido, leve, que se habría apoyado en él antes de continuar la carrera. Este acudió al hospital por su propio pie, sin ser atendido por los sanitarios de Emergencias 112.

Loading...

«Mandaron cerrar la puerta lateral de entrada al museo a las 8.30. Esto estaba lleno de ambulancias y de Policía. Después acordonaron el callejón. Allí sigue habiendo restos sanguíneos. Han cogido pruebas y algo que parece una camiseta o una tela negra», cuenta un testigo del suceso. Al cierre de esta edición, no se habían producido detenciones.

La inseguridad y falta de agentes es vox populi entre los vecinos: «Esta zona cada vez es peor. Hace años podías salir. Ahora solo ves basura, porros y gente con malas pintas. Día tras día. En cualquier momento te pueden increpar. Mira cómo ha acabado hoy, lo raro es que no sucedan más cosas».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!