Shakira no convence a la Fiscalía de que lo suyo con Hacienda fue legal

«Clandestino», uno de los últimos éxitos de la cantante colombiana, comienza así: «Sabes que no nos conviene que la gente sepa lo que ambos tenemos». Y sentencia este tema cantado un dúo con Maluma, que este verano sonaba en todas las pistas de baile: «Lo nuestro es ilegal». Era simplemente una canción con una letra mediocre. Pero lo que la Fiscalía sí cree que fue «ilegal» es que Shakira no hubiese pagado en España de 2012 a 2014 los impuestos de patrimonio y de la renta. Por eso presentará una querella contra la artista por un presunto fraude que la Agencia Tributaria cifra en 14,5 millones de euros.

La Fiscalía de delitos económicos de Barcelona lleva un año analizando el caso. Abrió una investigación tras un informe de Hacienda que alertaba de que Shakira había evadido el pago de estos impuestos simulando residir en paraísos fiscales.

¿Dónde vivía Shakira de 2011 a 2014, después de comenzar su relación con el futbolista Gerard Piqué? Esta era la clave del asunto. La Agencia Tributaria lo tiene claro: vivía en Barcelona, aunque simulara hacerlo en Bahamas. Por eso tenía el deber de tributar en España los impuestos de la renta y de patrimonio. La ley establece que, a efectos fiscales, se considera residente el que pasa más de la mitad del año en España. Hacienda peinó la actividad de la cantante de esos años: desde la peluquería barcelonesa a la que acudía hasta el rastreo de sus redes sociales, como Instagram, según avanzó «El País». Pese a la detallada investigación, Hacienda admite que no ha podido probar que de 2012 a 2014 estuviese en España más de la mitad del año. Aún así, la Agencia Tributaria considera a la cantante residente, pues las ausencias eran «esporádicas» y siempre por su agenda de artista internacional.

Shakira había explicado a Hacienda que residía en Bahamas, donde en 2004 se compró una casa con Antonio de la Rúa, su entonces pareja. No fue hasta finales de 2013 cuando tuvo su primer hijo con Piqué, y decidió comprar una casa en Esplugues, al lado de Barcelona. Shakira se declaró oficialmente residente en España en 2015. Por eso lo que se investigan son justo los años anteriores. Es decir, 2012, 2013 y 2014. Respecto a 2011, la cantante ya pagó 20 millones de euros para saldar sus deudas con Hacienda. Para ese año, el delito ya estaría prescrito penalmente por lo que no entrará en la querella. No así los años sucesivos. Los asesores de la cantante intentaron también, sin éxito, que la causa se cerrara por vía administrativa. La Fiscalía rechaza la petición de la defensa de archivar el caso, y próximamente iniciará la vía penal con la presentación de la querella.

Confió en sus asesores

Para Hacienda, Shakira tenía la clara voluntad de defraudar usando una sociedad de Luxemburgo para gestionar sus derechos musicales. La defensa tiene una versión diferente: es normal que no usara una sociedad española pues, según sostienen, ella no residía todavía en España. Ayer viernes, en un comunicado, sus asesores insistieron en que Shakira ha cumplido con todas sus obligaciones fiscales. Dicen que hasta 2015 nunca pasó más de 183 días en España debido a su actividad profesional internacional. Recuerdan que sus ingresos proceden casi en su totalidad (96 %) del extranjero y justifican que pagaron la deuda estimada por Hacienda para 2011 como «muestra de disposición a solucionar la discrepancia». Todo ello pese a que dicen que no fue residente fiscal en España hasta 2015. Añaden que la artista quiere colaborar con Hacienda y que su conducta en materia tributaria ha sido «intachable» en todos los países. Ha «confiado y seguido fielmente» el criterio de sus asesores.

Aumentan así los problemas judiciales de la famosa familia Shakira-Piqué. El futbolista acaba de ser condenado por un delito contra la seguridad vial tras ser cazado conduciendo sin puntos. «No busques problemas donde no los hay, los hay, los hay…», dice el último verso de la mencionada canción del verano. No es mal consejo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *