Sexenio perdido o de lo perdido lo encontrado

La situación en la que se encuentra el Gobierno de López Obrador me hace pensar en la de un entrenador de fútbol que ha preparado cuidadosamente el partido con una estrategia ofensiva, pero al minuto 20 su mejor jugador comete penalti, es expulsado y les marcan el gol. Con 70 minutos por jugar el entrenador tiene que decidir si continuar con su plan de juego agresivo y arriesgarse a recibir una goleada catastrófica o modificar sus planes y asumir una estrategia más conservadora que lleve a minimizar los riesgos. La terrible crisis económica a escala mundial ha modificado radicalmente las circunstancias que existían cuando el presidente concibió su “plan de juego”. Cabe preguntarse cuándo y en qué medida introducirá los cambios acordes con la tragedia que se nos ha venido encima.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!