Sevilla celebra el cuarenta aniversario de la llegada del Shorinji Kempo

Hasta el próximo domingo se celebra en nuestra ciudad el «Sevilla 2018 Shorinji Kempo Unity Study Session», evento regulado y dirigido por la World Shorinji Kempo Organisation, organización mundial que reúne a los practicantes de Shorinji Kempo y regula el curriculum que todo practicante debe seguir para alcanzar las metas establecidas. Dirigido a practicantes de nivel medio y alto, reúne a casi doscientos Kenshi (practicantes de Shorinji Kempo) de varias nacionalidades. Se trata de una oportunidad única para que los practicantes puedan aprender directamente de instructores y maestros japoneses. Este evento llega a Sevilla después del celebrado en California (EEUU) en 2017 y el que tendrá lugar el próximo verano en Estocolmo (Suecia)

El curso incluye también una exhibición escolar, que se celebró este viernes en el centro deportivo municipal de la calle San Luis. A Sevilla el Shorinji Kempo llegó a finales de la década de los 70 de la mano de John Merling King en un dojo (lugar en el que se practica el arte marcial tradicional) que ya no existe y que estaba situado en la carretera de Carmona. En la actualidad se practica en clubs de Sevilla (Linde y Giralda), la Algaba y Gerena.

En el lugar se encontraba el presidente de la Federación Española de Shorinji Kempo, el granadino Carlos García, para quien esta disciplina es «un arte marcial en el sentido estricto, la idea no es pelear, sino ayudar a los demás como defensa personal o ayuda mutua, no como para ganar y perder una pelea», dice. Esta disciplina cuenta en España con unos 650 federados, Andalucía es la comunidad que más federados tiene, de ellos 70 en Sevilla.

«Como una familia»

Carlos García, Hiroshi Aosaka y Hiromichi Yamasaki – M. J. López Olmedo

Esta exhibición escolar es la primera vez que celebra en Sevilla, experiencia positiva realizada también en otras ciudades españolas. «Se trata de una coreografía muy fuerte que también resulta muy entretenida para los niños». No hay edad media de los practicantes y lo realizan tanto hombres como mujeres, «pues es un método de desarrollo personal para el que cualquier edad es buena, cada uno lo realiza según sus posibilidades. En mi caso lo practico desde hace 45 años y lo conocí en un dojo de Granada al que me acerqué tras salir del internado», afirma.

«Es como una familia. Nos conocemos internacionalmente. Muchos de los que estamos este fin de semana aquí, cerca de doscientas personas, son extranjeros: portugueses, ingleses, italianos o holandeses», afirma. «Es una práctica que no tiene competición, y por tanto, no somos olímpicos. Es una forma de superación personal, no un deporte en sentido estricto», señala.

«Soy de las pioneras»

Almudena Meléndez Alarcón es la única mujer que participaba en la exhibición escolar. Malagueña y madre de dos hijos, «llevo desde el año 2000 practicando Shorinji Kempo. Se empieza por una meta, que suele ser estar fuerte para poder defenderte, pero va cambiando a medida que vas practicando y lo que quieres es fortalecer el cuerpo, fortalecer la mente, ser una mejor persona y ayudar a los demás a que consiguan esta felicidad que te da esta disciplina».

«Soy de las pioneras y en el dojo he llegado a quedarme sola durante muchísimos años como única mujer. Ahora si hay en mi dojo muchas “mujeres guerreras” que están dando el do de pecho. Estos últimos años ha evolucionado muchísimo», afirma. Almudena llegó ayer para examinarse del grado de Cuarto Dan y cada vez que hay un curso vamos donde sea porque a estos compañeros de toda España solo los vemos una vez o dos al año. Es una familia porque haces más por ellos, te ayudan, te apoyas en ellos. Es una familia aparte de la sanguínea», afirma.

Almudena Meléndez Alarcón durante la exhibición
Almudena Meléndez Alarcón durante la exhibición – M. J. López Olmedo

Durante el acto también estaban presentes dos maestros japoneses leyendas del Shorinji: el director de la Oficina Europea de Shorinji Kempo, Hiroshi Aosaka, y el asesor de la Organización Mundial de Shorinji Kempo, Hiromichi Yamasaki, quienes presidieron las pruebas celebradas en el centro deportivo e imparten el curso especializado durante el fin de semana. «Tener paciencia porque hay cosas que no podemos controlar. Tener ánimo, paciencia y esfuerzo diario», comentaba a los niños el director de la oficina europea.

En el acto de exhibición escolar también participaron Pedro Jiménez Vela y el director pedagógico del Colegio Calderón de la Barca, Ricardo García, quien recibió un reconocimiento durante el acto por la labor realizada en el fomento del Shorinji Kempo en nuestra ciudad.

«Una disciplina para desarrollar a las personas»

Fundado en Japón en 1947 por So Doshin, el Shorinji Kempo es un medio de desarrollo individual. A la vez que cultiva el cuerpo y alma, el Shorinji Kempo expresa una feliz forma de vida «en la que ayudándonos mutuamente -filosofía-, experimentamos nuestro propio desarrollo, y disfrutamos mejorando junto a los compañeros -técnica-». Sin dejar de lado esa filosofía y técnicas, las combinan con un sistema educativo que hacen funcionar como una «espiral sinérgica», afirman desde la organización del evento.

Al evento asistienron más de 300 escolares del Calderón de la Barca
Al evento asistienron más de 300 escolares del Calderón de la Barca – M. J. López Olmedo

Muy popular en Japón, en la actualidad tiene practicantes en más de 34 países. «El objetivo fundamental es conseguir más personas de calidad, que ayuden a los demás. En algunos aspectos somos una ONG porque participamos en campañas de ayuda de otros países», recuerda el presidente de la federación española.

El Shorinji Kempo se introdujo en España en la década de 1970 y actualmente se practica en siete comunidades autónomas, entre ellas Andalucía, donde Almería, Cádiz, Granada, Málaga y Sevilla cuentan con instalaciones donde poder realizar esta práctica.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *