Seis fondos para apurar el ‘rally’ de las materias primas | Fondos y Planes

Las materias primas están viviendo meses de auténtico vértigo. Después de unos años dubitativos y de verse golpeadas fuertemente por la crisis económica generada por la pandemia, la demanda de metales, hidrocarburos y materiales de construcción se ha disparado y ha provocado un rally nunca visto.

En el caso del barril de petróleo, su revalorización en los últimos seis meses roza el 30% y la del gas natural es de más de un 50%. Las subidas en algunos materiales clave para la industria y la construcción han sido aún mayores: del 60% en el caso del cobre y del 75% en el aluminio. Incluso algunos productos agrícolas también han visto dispararse los precios, como la soja (+58%) o el maíz (+42%).

El índice Bloomberg de Materias Primas se ha revalorizado en lo que va de 2021 un 21%, superando las rentabilidades del S&P 500 el Nasdaq.

“Las materias primas se han revalorizado por la mejoría de las perspectivas económicas que han traído las campañas de vacunación y también porque se suelen ver como una inversión que funciona bien en caso de una posible alza generalizada de precios, que los expertos vienen pronosticando”, explica Nitesh Shah, director de la firma WisdomTree, en una nota para clientes.

Otro factor que ha contribuido al auge de este tipo de activos es la debilidad del dólar, explican desde esta gestora. “Los periodos en los que el dólar se debilita suelen funcionar bien las materias primas, porque se venden en esta divisa, y su precio se vuelve más atractivo”, apuntan.

Con el aumento de los precios de las materias primas han salido ganando muchos actores: empresas mineras, productores de petróleo, compañías de transporte de gas licuado o la industria auxiliar de la minería.

Aunque esta no es una temática muy de moda, algunos gestores de fondos españoles sí que llevaban tiempo analizando estos sectores y descontando que ese tipo de compañías volverían antes o después a cotizar a precios razonables, después de haber sufrido durante años.

1. AzValor Internacional

Ninguna otra gestora de fondos española ha tenido una inclinación tan explícita, y desde su creación, hacia la minería y otros sectores ligados a las materias primas. AzValor ha invertido en compañías extractoras de oro, diamantes, uranio, en productores de petróleo, en industria auxiliar. Su tesis ha sido muy clara: la demanda de todos estos materiales iba a seguir creciendo y los precios de las compañías que los producen eran inusualmente bajos.

De acuerdo con los últimos datos facilitados, el 95% de la cartera de su fondo estrella, el AzValor Internacional, está compuesto por compañías del sector de la energía y de las materias primas. La rentabilidad del vehículo en lo que va de 2021 ha sido del 14,6%. Y en los últimos seis meses del 35%.

Sus primeras posiciones en cartera son ahora una compañía que fabrica equipos para la extracción de petróleo (NOV), el mayor productor del mundo de uranio (Cameco) y la minera canadiense Teck.

2. Cobas Internacional

La cartera de inversiones diseñada por Francisco García Paramés y su equipo no está tan concentrada en las materias primas, pero sí tiene unos cuantos valores que se han visto claramente beneficiados por el último rally.

Es el caso de las empresas de transporte marítimo de gas natural (en barcos gaseros), como Teekay o Golar, que se han revalorizado con fuerza en los últimos meses. O Atalaya Mining, la compañía que ha resucitado las emblemáticas minas de Rio Tinto (en Huelva) y que se ha revalorizado un 34% en los últimos seis meses. Esto ha hecho que el fondo estrella, el Cobas Selección, se haya revalorizado un 14,2% en lo que va de año y un 39% en el último semestre.

Desde el equipo de análisis de la firma han defendido la tesis de que el petróleo va a seguir subiendo de precio en los próximos meses, gracias a, entre otros motivos, las menores inversiones realizadas por las petroleras en la exploración de nuevos pozos. Otra de las compañías con más presencia en sus carteras es la petrolera Kosmos Energy y la empresa italiana de servicios auxiliares para las plantas petrolíferas Marie Tecnimont.

3. Sabadell Commodities

Además de los fondos que invierten de forma indirecta en las materias primas, a través compañías mineras o petroleras, también hay fondos que invierten en contratos de derivados de materias primas. Es el caso del Sabadell Commodities.

Este vehículo, que ha rentado un 8,7% en lo que va de año y un 12,3% en los últimos seis meses, invierte en fondos cotizados (ETF) que replican la evolución del precio de las materias primas y también en contratos de futuros de algunos materiales.

Su primera posición actual es L&G Longer Dated All Commodities, que replica la evolución del índice de Bloomberg sobre esta temática (con una cesta de precios de petróleo, gas natural, gasóleo, gasolina…). También tiene algunos contratos de futuros sobre el oro, que han restado algo de rentabilidad al fondo.

4. iShares Diversified Commodity Swap

Otra opción para tener una exposición directa a materias primas es comprar directamente los fondos cotizados especializados, como el iShares Diversified Commodity Swap.

Este fondo pretende replicar la rentabilidad de un índice que ofrece exposición a 20 materias primas a través del uso de un swap de rentabilidad total. La gestora que está detrás es BlackRock, la mayor del mundo.

La rentabilidad del fondo, que coincide casi con la del índice, ha sido del 12,77% en los primeros meses de 2021. La gran ventaja de estos formatos es que no tiene un gestor a los mandos, lo que abarata mucho los costes, que son tan solo del 0,46% anual, cuando los fondos activos suelen tener comisiones totales de más del 1,5% al año.

5. Schroder Global Energy

Otra categoría de fondos que ha tenido un buen desempeño en lo que va de año son los especializados en el sector energético, como el británico Schroder Global Energy.

Con sus inversiones en petroleras como Repsol, la proveedora de servicios a plataformas petrolíferas Schlumberger o la firma dedicada a la perforación para buscar hidrocarburos, Cimarex Energy, ha conseguido que el valor del vehículo suba un 32% en lo que va de 2021, convirtiéndose en uno de los mejores fondos de su sector.

Eso sí, todo este tipo de fondos ha sufrido mucho durante los últimos cuatro años, en los que coincidió un aumento sostenido de la oferta de crudo (en parte gracias al empuje de las explotaciones de fracking en Estados Unidos), junto con una demanda dubitativa, lo que hizo que los precios se desplomaran.

6. JP Morgan Global Resources

Este fondo de la emblemática firma JP Morgan ha logrado una rentabilidad del 14% en lo que va de año invirtiendo fundamentalemnte en compañías mineras. En los seis últimos meses ha ganado un 26%.

En su cartera tiene a varios de los gigantes del sector, como Rio Tinto Plc, BHP Group, o Freeport (especializada en cobre). También invierte en varios gigantes del petróleo, como Total o Chevron.

Una de las grandes fortalezas de los gestores de este fondo es que han tenido una gestión muy flexible que les ha llevado a sortear los peores momentos de la industria petrolera y la de materias primas en general. De hecho, en los últimos cinco ejercicios este vehículo ha acumulado una rentabilidad media anual del 11,6%, algo que pueden decir muy pocos fondos de su categoría.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!