Sassa de Osma y Moira Laporta, un binomio ganador

Guardar

Modelo, abogada y empresaria de moda es currículum suficiente como para presentar a Alessandra de Osma, una de las mujeres que se ha convertido en un referente de estilo, aunque su condición de princesa de Hannover no es posible omitirla.

Esta peruana, que desde hace cinco años vive en España, creó hace un año junto a Moira Laporta, Moi&Sass, la firma de complementos con la que trasladan un ADN basado en la artesanía y la funcionalidad. «Ofrecemos bolsos que puedan servir a todas las mujeres», afirman durante la presentación de su segunda colección.

«Paracas» es el nombre de este segundo proyecto en la moda de las dos amigas y empresarias, para el que han sacado la inspiración de la popular ciudad peruana, conocida por su artesanía y telares de la época inca, y a la que «rendimos homenaje en la paleta delicada de colores y en las geometrías».

Si en su primera colección hacían referencia a la necesidad de diseñar un bolso para el día a día, «en los que hubiera cabida para todo lo que necesita una mujer que sale bien pronto de casa», ahora, «sin perder la funcionalidad», presentan una colección con diseños más pequeños con los que «todas las mujeres se sientan identificadas», explica Moira Laporta.

Ambas diseñadoras consideran que cada vez más la cultura latinoamericana interesa y está presente en España, una razón por la que, en esta ocasión, han decidido que «tradición y artesanía» vayan de la mano.

Loading...

«Trabajamos con artesanos del sur de España, con técnicas que han pasado de generación en generación», añade De Osma, motivo por la que distribuyen a través de canales multimarca y de su web, moi&sass, colecciones pequeñas «muy cuidadas».

Moira Laporta añade que su empresa apuesta por el ‘slow fashion’, «uno de los valores de nuestra marca. Nuestra intención es que nuestros diseños perduren en el tiemp» y se intercambien entre las mujeres de una misma familia con el paso del tiempo.

El hecho de que Alessandra de Osma sea princesa de Hannover por su matrimonio con Christian de Hannover, segundo hijo de Ernesto de Hannover –marido de Carolina de Mónaco– añade a su currículum familiar, pero considera que no aporta nada a su desarrollo empresarial.

Una atención que lleva a sus seguidores a crear cuentas de Instagram con su nombre donde hacer visibles sus estilismos, siempre acertados, en cualquiera de los actos públicos a los que acude. «Al principio es un hecho que llama la atención, pero si lo que ofreces no es un buen producto, acompañado de una buena estrategia, mis relaciones no suman», dice con una sonrisa, sin alterarse por la referencia a su familia.

La intención de estas dos empresarias, que confiesan que en su bolso nunca falta un brillo de labios y otro labial con color, es a partir de ahora «internacionalizar» la empresa, «abrir más mercados», a pesar de que Alemania y Austria son ya dos de los destinos europeos donde ya exportan sus diseños.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!