Sandra Ortega pone en venta su 31% de la hotelera Room Mate | Compañías

Sandra Ortega prepara un giro corpernicano a su holding de participaciones industriales, Rosp Corunna. Y en este cambio total la hija de Amancio Ortega negocia la salida de una de sus principales inversiones en España, su 31% en la hotelera Room Mate, que está controlada por el empresario Kike Sarasola, según indican fuentes financieras.

El sector turístico atisba que 2021 aún será un año complicado. Las vacunas aún tardan en llegar y esto hace que el sector no acabe de arrancar de nuevo. Todo ello después de un año en el que las restricciones para tratar de contener la expansión del Covid-19 han dejado los ingresos de las hoteleras por suelos, debido a que tienen muchos de sus establecimientos cerrados. También Room Mate.

En este contexto, Sandra Ortega ha decidido dar un giro a la gestión de sus inversiones. En 2020 relevó al consejero delegado de su holding, Rosp Corunna, José Francisco Leyte. Y ahora ha puesto en revisión su cartera de inversiones.

En líneas generales, Ortega ha decidido salir de los negocios ligados al ladrillo y al turismo. Un ejemplo es el cierre del hotel Standard, en Los Angeles, que es propiedad de Ferrado, una de las empresas de Ortega. Enmarcado en este proceso, la heredera de Inditex sondea desprenderse del 31% que retiene en Room Mate.

«Rosp siempre nos ha apoyado financieramente, pero estamos valorando conjuntamente distintas alternativas que garanticen la viabilidad de la compañía», indica a CincoDías un portavoz de Room Mate.

Sandra Ortega –a través de su holding industrial, Rosp Corunna– es el segundo accionista de la firma, con un 30,74% del capital. Su principal accionista es el empresario Kike Sarasola, que controla un 63,4%. Y completan el accionariado tres socios minoritarios, fundadores de la empresa junto a Sarasola, con el 4,6%.

Ortega, además, ha participado en varias operaciones de financiación tanto de Room Mate como de la empresa del propio Sarasola, Tafay 2000. Este mismo verano, entre los rigores de la crisis del Covid, Citi aceptó ampliar a 2024 el vencimiento del crédito de 54 millones con el que financió el crecimiento de la firma. La deuda de la compañía supera los 100 millones, según las cuentas de 2019, cuando registró pérdidas de más de 10 millones, aun antes de la crisis del Covid y en uno de los mejores años para el turismo español.

La clave ahora está en que la compañía encuentre un inversor que pueda sustituir a la heredera de Inditex. Por el momento, ha contratado a Deloitte para estudiar alternativas de futuro.

Room Mate cuenta con activos por cerca de 1.000 millones de euros: 26 hoteles, ubicados en España, Estados Unidos, Francia, Italia, Holanda, Turquía y México. Y este puede ser un buen momento para que fondos extranjeros o incluso algún competidor se refuercen en el segmento urbano.

Otra alternativa es acudir al fondo de rescate de 10.000 millones que ha puesto en marcha la SEPI para acudir al salvamento de empresas afectadas por el Covid-19. En principio, la empresa se plantea solicitar un préstamo participativo del Estado para enderezar la situación de la compañía.

«No se ha presentado ningún plan, pero se están valorando distintos escenarios como está haciendo el resto de la industria del turismo», señalan fuentes de la compañía.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!