Sánchez diseña unas cuentas públicas para«seducir» a un independentismo dividido

«Sí, se cumple con el Estatuto de Autonomía de Cataluña al igual que el de otras autonomías». De esta manera confirmó ayer la ministra de Hacienda que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) aprobado este viernes por el Consejo de Ministros aumenta la inversión en Cataluña hasta el porcentaje que la región representa en el conjunto del PIB del Estado. Pero, a la vez, trató de presentarlo como un aumento inversor que tendrá lugar también en otras autonomías.

La ministra de Hacienda reiteró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el Gobierno va a hablar «solo de cuentas públicas», recalcando que con la presentación del proyecto de PGE «la oferta está hecha» con el aumento de las inversiones que contempla el respeto al cumplimiento del Estatuto de Autonomía, que el Tribunal Constitucional en su día consideró no vinculante para el Gobierno.

Aunque Montero se negó a presentar este aumento inversor «como contrapartida», lo cierto es que fuentes del Ejecutivo califican el proyecto como unas cuentas «seductoras» para lograr los apoyos suficientes. Mientras que otro interlocutor del Gobierno manifestó su optimismo porque triunfen dentro del independentismo quienes apuestan por permitir la tramitación de los PGE incluso su aprobación: «Hay inteligentes en todas las casas».

Como informó el miércoles ABC, el plan del Gobierno consiste en proyectar ese aumento de inversiones cumpliendo con la Disposición Adicional Tercera del Estatuto porque «en demasiadas ocasiones no se ha hecho», y será tras superar el debate de las enmiendas a la totalidad cuando se esté dispuesto a pactar con el PDECat y ERC dónde aterrizar ese aumento de la inversión. «Aquellos que defienden Cataluña deberían aprobarlos», insistió Montero.

«Cómo lo argumentan»

Pero los independentistas siguen reclamando gestos en lo referente a los presos y al referéndum de cara a la votación definitiva de los PGE. La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, manifestó ayer que «en reiteradas ocasiones» ha dicho que «lo que corresponde a los tribunales hacer no lo hará el Ejecutivo». E insistió: «El Gobierno no entrará para nada en asuntos que corresponden al Poder Judicial», volviéndose a referir a las «partidas muy importantes para Cataluña» en los PGE.

Loading...

Mientras tanto, ni ERC ni el PDECat se mueven de lo ya manifestado en público y en privado en las últimas semanas. Es decir, que sin un «gesto político» del presidente Pedro Sánchez –que hoy interviene en Barcelona en un acto de los socialistas y en el que se espera algún tipo de concreción– hacia los independentistas no hay cuentas. La discusión, en las filas de los partidos secesionistas, está en si apoyar el trámite de los PGE en el Congreso o dar capetazo a la norma más importante del año a las primeras de cambio.

En este contexto, Quim Torra, presidente de la Generalitat y no adscrito ni a ERC ni al PDECat, se reunió ayer con Carles Puigdemont en Waterloo (Bélgica). Fue el expresidente autonómico quien, en declaraciones a los periodistas, recordó que «la tramitación o no –de las cuentas en el Congreso– dependerá de la voluntad de los grupos parlamentarios en Madrid» y no de la influencia de la Generalitat.

Las palabras de Puigdemont se interpretaron como un paso atrás en su pugna con ERC y el PDECat. Sin embargo, añadió que, tomen la decisión que tomen los diputados independentistas, deberán pensar en «cómo la argumentan». Toda una declaración de intenciones del que desde Bélgica está poniendo en marcha un movimiento que quiere absorber a los partidos.

La cúpula de ERC se reunió en Ginebra (Suiza) con Marta Rovira. Pere Aragonès (ERC), vicepresidente de la Generalitat, insistió en que, si el Gobierno del PSOE quiere el sí de ERC, deberá demostrar que «es diferente al PP». El lunes se reúne la dirección del PDECat con Puigdemont en Waterloo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *