Salteado de brócoli y tofu con garbanzos

A día de hoy, el tofu sigue siendo un alimento que a mucha gente le cuesta integrar en su dieta. Es relativamente nuevo para nosotros, por lo que no contamos con un recetario base para saber cómo cocinarlo. Tampoco ayuda la inflación de precio que tiene en supermercados y timoherbolarios -cuando, moviéndote un poco por tiendas de alimentación asiática, lo encuentras por menos de un euro- y, digámoslo también, no cuenta con un aspecto que, de entrada, te haga salivar.

Sin embargo, creo que la mejor forma de entender cómo cocinar el tofu, es visualizándolo como un conductor de sabor y textura: absorbe el sabor y el aroma de todas las especias y salsas que lo acompañan, de modo que es un alimento perfecto para salteados y sopas. Si el tofu es complejo, el brócoli no parece quedarse atrás. Probablemente se trate de la verdura que ha recibido más odio a lo largo de la historia en medios audiovisuales; lo cual, probablemente, inculque ya una predisposición de rechazo en el público. Homer Simpson muere en un episodio tras forzarse a comer brócoli y, por lo general, hemos crecido con series de animación infantil que presentan a las verduras como algo repugnante (y el cine y los medios, educan).

Con todo esto, parece que mezclar tofu y brócoli en un mismo plato es un acto de rebeldía. Sin embargo, verás que se trata de algo sencillo, lleno de aroma y sabor y, además, nutricionalmente hablando, muy adecuado si lo acompañas de un poco de hidratos.

Dificultad

Incluso los que saltan a la mínima a defender la carne podrían hacerlo.

Ingredientes

Para 4 personas

Preparación

  1. Colar los garbanzos y dejarlos escurrir hasta que los necesitemos.

  2. Desgranar la granada. Reservar.

  3. Cortar el brócoli en láminas y picar los ajos pelados y picados. Saltearlo junto en una sartén a fuego fuerte con aceite de oliva unos 45 segundos (no lo queremos blando). Retirar.

  4. Añadir más aceite en la sartén y saltear los garbanzos hasta que notemos que la piel se vuelve crujiente. Añadir el tofu desmenuzado y cocinar hasta que, como antes, veamos que se vuelve crujiente (si tiene mucha agua, presionarlo antes, envuelto en papel de cocina).

  5. Añadir el brócoli con el ajo de vuelta a la sartén. Añadir el curry, el comino, la pimienta, la salsa de soja y la sal. Cocinar 30 segundos con el fuego al máximo y retirar.

  6. Añadir, aún caliente, las hierbas aromáticas (enteras o picadas). Mezclar y servir con granada por encima. Podemos acompañar de arroz blanco para completar la comida.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!