Sabadell detecta interés por TSB por más de 800 millones de euros para su venta en 2021 | Compañías

Banco Sabadell tiene ya cargada su artillería para poner en marcha su guerra particular que le permita ahorros de costes y mejoras de eficiencia para vivir en solitario si finalmente no consigue pareja para cerrar una fusión los próximos meses. Con su plan B, además, pretende subir su valoración y partir con una mejor situación para negociar un canje de acciones con otro banco para su fusión, que bien podría volver a ser BBVA.

La entidad que preside Josep Oliu dio por rotas las conversaciones con el también banco azul el pasado 27 de noviembre. La diferencia en la valoración de las acciones de Banco Sabadell por parte de BBVA sobre el precio que pedía la firma catalana llevaron a Oliu a plantar a su homólogo Carlos Torres. Oliu reclamaba un precio por encima del 25% al que ofrecía Torres. Oliu considera que Sabadell vale más de 3.000 millones, pese a que su capitalización es de 2.076 millones, ya que la entidad cotiza con un descuento sobre su valor en libros del 80%.

Sabadell ya ha explicado que su plan estratégico para seguir en solitario le supone unas sinergias superiores a las de su fusión con BBVA en los términos planteados por el banco de origen vasco. Lograría acercarse más a su valor en libros, al pasar de una cotización de su valor de 0,2 veces a 0,4, según cálculos que maneja el banco, explican fuentes financieras.

Pero varias fuentes financieras, e incluso los bancos de inversión, consideran que la opción ­BBVA-Sabadell es una de las mejores para ambos bancos, y no dan por cerradas las puertas para volver a retomar las negociaciones en unos meses. Una vez que Sabadell haya puesto en marcha su nuevo plan estratégico, que presentará en el primer trimestre de 2021.

Mientras, Banco Sabadell ya ha comenzado a sondear a posibles interesados por su filial británica TSB, inmersa ahora en un plan de saneamiento. Según estos sondeos iniciales, varios fondos de inversión británicos, o bancos del país, sin descartar Banco Santander, estarían interesados en la compra de TSB una vez que esta filial haya llevado a cabo su rees­tructuración, aunque todo depende del precio. La plataforma tecnológica de TSB, que tantos disgustos causó a Sabadell hace dos años, es ahora su gran atractivo, ya que es una de las más avanzadas del sistema financiero británico.

Varios bancos de inversión sitúan el valor de TSB tras su ajuste, lo que ocurrirá en 2021, entre 875 a 1.300 millones de euros. Aunque también hay otras firmas, como Barclays, que considera improbable que Sabadell venda TSB en este momento dada la incertidumbre sobre el Brexit, según un informe dado a conocer ayer. Aunque de venderse, estima que tendría un valor potencial de venta de entre 150 y 850 millones de euros.

Pese a que Sabadell no ha puesto fecha a la venta de su filial británica, su objetivo es, según apuntan varias fuentes conocedoras del proyecto del banco, venderla en la segunda mitad de 2021, una vez llevados a cabo todos los saneamientos, con lo que su valor será bastante mayor que en la actualidad.

Goldman
Será entonces cuando Goldman Sachs inicie el proceso de venta. Solo con que el potencial comprador pague alrededor de 275 millones de euros por TSB la operación comienza a serle positiva en ratios de capital, aunque la operación le genere minusvalías.

Pero mientras que ha decidido abandonar el Reino Unido y centrarse en el mercado doméstico, Sabadell rechaza ahora vender su banco en México, mercado en el que gana dinero y en el que considera que tiene potencial de crecimiento. Cree que es un mercado rentable para el grupo, pese a que su filial mexicana es un pequeño banco.

Sabadell también busca alianzas con bancos europeos. Ya ha comenzado a acercarse a bancos franceses, italianos y alguna firma suiza. Sabadell mantiene ya una alianza en seguros con Zurich, que podría reforzar.

Sabadell ha hecho ya negocios con BNP Paribas, a quien vendió su depositaría, o con Crédit Agricole (CA), grupo al que vendió su gestora, adquirida por Amundi, filial de CA. Ambos bancos franceses han declarado públicamente que quieren crecer más en España. Un portavoz de Sabadell ha descartado hacer comentarios sobre posibles alianzas con estas entidades. En el mercado también se especula con acercamientos para una alianza con Unicredit.

El banco pondrá en marcha en el año 2021 un ajuste de personal similar al aprobado por el banco hace dos semanas, para la salida de otros 1.800 empleados (que supone un ahorro de 115 millones). También transformará gran parte de sus oficinas para centrarlas en el negocio de pymes, su especialidad y que quiere potenciar aún más, mientras que el negocio de retail lo explotará más a través de canales digitales, ya que esta actividad deja menos márgenes.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!