Rosalía, «gipsy-fake» y machismo feminista

Cuando Rosalía fue entrevistada por el programa online de Billboard «Growing up Latino», hace un par de semanas, alguien dejó este comentario a los pocos segundos de publicarse el vídeo: «Ella NO es latina. Es europea y blanca, y no comparte nuestra cultura. Los latinos están de moda y por eso todos intentar parecer latinos. Ha sido una lucha ardua, así que no intenten identificar lo latino con lo que más les convenga». Husmeando en las redes sociales del usuario, vemos que nada tiene que decir respecto a que las listas «Latin Hits» de Spotify incluyan a Tangana, Álvaro Soler, Enrique Iglesias o Juan Magán.

La artista catalana se ha convertido en el chivo expiatorio de una serie de neurosis identitarias (no solo étnicas, también deontológicas de algunos periodistas: ¿cuándo ha dicho ella que pretenda reinventar el flamenco?), la última de ellas relativa a su presunto anti-gitanismo. La asociación Gitanas Feministas por la Diversidad, que también responsabiliza a la autora de «Malamente» de la invisibilidad mediática de otras flamencas (¿qué culpa tendrá ella de que lo bueno, si no tiene nada de nuevo, no sea tan noticiable?), aseguró que su versión de Los Chunguitos en la gala de los Goya fue un insulto a su cultura: «Rosalía ha hecho una versión del célebre tema “Me quedo contigo” de Los Chunguitos. La ha despojado de su carácter original, la ha desgitanizado. Y eso a España le gusta. Al margen de gustos musicales, eso es antigitanismo». Aunque los propios hermanos Salazar se mostraron agradecidos por el homenaje, el colectivo insistió en calificarlo de agresión y se enfrascó en un agrio debate tuitero que generó una fortísima polémica. Entre otras cosas, porque nadie recuerda que la asociación haya criticado a un artista payo por antigitano. Unos días después, con la tormenta ya alejándose por el horizonte, ABC quiso debatir con ellas sin límite de caracteres.

¿Estamos viviendo un momento de especial anti-gitanismo en la cultura actual? ¿O es un fenómeno que se ha dado siempre, con distintos grados de intensidad?

Estamos viviendo un momento especial de antigitanismo en la actualidad debido a la peculiaridad de cómo se produce y a su vez como se intenta enmascarar o justificar poniendo el foco de esta discriminación en el agente discriminado. El antigitanismo ha existido siempre, los pogromos consentidos, las expulsiones, las persecuciones, los intentos de exterminio a lo largo de la historia del pueblo gitano… la falta de igualdad de oportunidades, el acceso al empleo, educación, acceso a vivienda. La vida de las personas gitanas, durante siglos, está desgraciadamente marcada por la experiencia antigitana.

¿Por qué creen que Rosalía está jugando un papel tan importante en ese anti-gitanismo?

Loading...

Si ante el «gipsy face o fake», que se vivió en la gala de los Goya, donde se hizo muestra de los profundamente racista y antigitana que es la industria cultural, la posición paya se centra en la defensa personal de una cantante en concreto o en una directora de cine, se continua perpetuando el racismo, cada vez más. ¿Por qué a las gitanas que van vestidas y con la estética que usa Rosalía no se les permite participar en un proceso de selección, o se les alquila una vivienda, o son perseguidas en los centros comerciales, o se les asocia con lo marginal, la exclusión? Mientras, Rosalía se convierte en un icono musical y las compañías musicales se enriquecen.

¿Han criticado públicamente a algún otro artista que se apropie (o expropie) de la cultura gitana? Hay quien ve machismo en el hecho de que no hayan dicho nada de las versiones que Antonio Vega o Manu Chao hicieron de esa misma canción de Los Chunguitos…

Cuando se versionaron estas canciones no existíamos como asociación. Es curioso cómo rápidamente se nos acusa de machismo, a nosotras, gitanas feministas. Todavía parece que la sociedad mayoritaria no está preparada para oír lo que decimos, para entender lo que tratamos de explicar. No se reflexiona sobre nuestras opiniones, se nos acusa, se nos persigue, se sigue el viejo esquema de la discriminación, el rechazo y el odio, pero esta vez a través de las redes sociales.

Imagino que critican a Rosalia más que a otros porque su caso es muy visible, ¿es así?

Rosalía es la muestra clara de lo qué está pasando actualmente en el panorama cultural, en como borrar las aportaciones gitanas, blanquearlas y venderlas, mientras a las gitanas se les continua discriminando.

¿Cualquier versión de una canción creada por un gitano es negativa (por desgitanizante), si no la interpreta otro gitano?

La denuncia que realizamos no es que una canción compuesta por un gitano no pueda ser versionada. La denuncia es la desgitanización, el querer lo gitano sin los gitanos.

Limitar la comprensión e interpretación de una música a una determinada raza, ¿no tiene un componente de racismo?

Cuando hablamos de como la industria textil se apropia de los diseños indígenas queda claro de lo que se está hablando, en cuanto denunciamos el racismo hacia los gitanos se nos acusa de racismo inverso, y no, el racismo inverso no existe. En ningún caso limitamos ni la comprensión ni la interpretación de la música a una determinada etnia-raza. Hablamos de cómo la industria musical se hace millonaria con nuestro arte, proyectando la imagen esterotipada de gitana joven, que tan discriminada se encuentra en cualquier ámbito, pero a su vez haciendo un uso para enriquecerse y satisfacer a la gente blanca. El componente racista se da cuando no se reconoce el aporte de una cultura determinada a la música, cuando nos hacen desaparecer, cuando nuestra existencia no ha tenido nada que ver con esa creación musical, hasta el flamenco se ha blanqueado y no se reconoce nuestro aporte y mantenimiento durante siglos.

Aseguran que «la expropiación cultural se da de una cultura dominante política y económicamente a otra cultura minorizada. De arriba a abajo. Lo contrario es asimilación». ¿No hay casos en los que es casi imposible delimitar la línea que separa exportación de asimilación? En el caso de que un artista gitano utilice elementos de otra cultura aún más oprimida y subestimada, por ejemplo.

La apropiación se da de una cultura dominante hacia otra oprimida, el uso de la apropiación reportará grandes beneficios a la primera, además de despojar del sentido y valor que tiene para esa cultura, llegando en ocasiones a ser humillante y doloroso. Mientras a esta cultura expropiada se le continúa discriminando, oprimiendo y castigando por esos usos culturales que se le han expropiado. El pueblo gitano no oprime a ningún otro pueblo, ni se enriquece a costa de ningún otro colectivo, si emplean elementos de otras culturas, a su vez oprimidas (por occidente, por payos, por blancos…) se hace dentro de una situación de igualdad en la que lo que está sucediendo es un intercambio cultural, eso que tanto enriquece a la vida y al mundo.

¿Qué hay de todos estos artistas payos que han sido enormes en el flamenco (que no han sido pocos)? ¿Cómo valoran su legado?

¿Y de los artistas gitanos? ¿Se reconoce el aporte de los gitanos al flamenco? Hemos visto congresos de flamenco donde no se ha hablado del aporte cultural gitano al cante…cómo queréis que valoremos el legado payo si todavía no se ha reconocido el nuestro. Para finalizar nos gustaría añadir, sobre el gran revuelo que ha generado la defensa de Rosalía, hace pocos días ha salido la sentencia de los hooligans que humillaron a las gitanas en la plaza Madrid, y no ha causado ni mucho menos tal indignación como ha causado que hablemos de Rosalía.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *