Rosa Clará, 25 años vistiendo a las novias del mundo | Gente y Famosos

Puede parecer fácil, pero cada vez son menos los que llegan a las bodas de plata, ya sea porque empiezan tarde, quiebran antes o ni siquiera emprenden una aventura tan comprometida. Pero Rosa Clará lo ha conseguido, y celebra este año el 25 aniversario de su marca de moda nupcial, que es un reflejo de sí misma: elegancia discreta que cautiva a novias de todo el mundo, incluidas celebrities, que le han dado alas para convertirse en la segunda marca española del sector, con 140 tiendas exclusivas y presencia en 4.000 puntos de venta en 80 países.

Rosa Clará (Barcelona, 1959) saltó del aburrimiento de las aulas de la Facultad de Derecho a un sector mucho más creativo, donde otro tipo de sueños eran posibles. Se formó en el sector de la moda nupcial en Pronovias. Allí aprendió el oficio y forjó su estilo, para luego dar el salto y abrir su propia tienda en el paseo de Gràcia de Barcelona. Era 1995 y su apuesta personal se leyó como un desplante a Alberto Palatchi, entonces propietario del buque insignia del sector. Pero los mejores aprendices acaban volando solos.

Recuerda con cariño los años en que llevaba ella misma los nuevos tejidos con su Vespa, hasta la flamante tienda en el centro de la ciudad. Ahora presenta sus diseños en todo el mundo. Su irrupción en la moda nupcial supuso una inyección de aire fresco para las novias, supo conectar con una generación que buscaba más moda e individualidad. Para Clará, “el trabajo constante y la innovación” son la clave de la firma. La empresaria no duda en afirmar: “Somos la empresa que más innova”. Artesanía, calidad y diseño son las bases de la marca, que presume del “sello made in Spain”.

Ser líder en tendencia de moda nupcial le ha llevado a vestir a novias famosas como Paula Echevarría, Paulina Rubio, Helen Lindes, o las más recientes, Antonella Roccuzzo, mujer de Messi, y Mery Perelló, esposa de Rafa Nadal. También han lucido sus trajes de fiesta actrices como Eva Longoria. Clará se siente una “privilegiada por haber vestido a mujeres tan fascinantes”. Pero tampoco duda en admitir que le hubiera gustado hacerlo con Audrey Hepburn, un sueño imposible teniendo en cuenta que la actriz murió en 1993. Pero entre los sueños más alcanzables de Clará hay uno que está consiguiendo: trabajar menos. Hace seis años decidió “que era el momento de empezar a dar pasos hacia atrás”, e incorporó a Manuel Cano como CEO del grupo. Asegura que “gracias a él” ha conseguido tener más tiempo para su vida personal. A sus 60 años consigue hacer varios viajes al año con su marido, el empresario Josep Artigas, con quién contrajo matrimonio 2013, cuando tenía 50. Anteriormente estuvo casada con Rafael Martínez, de quién se divorció en 2001 con batallas judiciales por los beneficios de la empresa, y con quien tiene un hijo.

Precisamente, Clará responde estas preguntas por correo porque ahora disfruta de unos días personales en un país asiático, donde coge fuerzas para empezar a trabajar en la colección de 2022, justo cuando en Barcelona la firma está presentando la colección 2021 en su convención anual con clientes de todo el mundo. Trabajadora incansable, muy exigente consigo misma y con los demás, reconoce que ha tenido que “renunciar a muchas cosas, a mucho tiempo personal”. Pero siempre ha guardado un espacio para su predilección, su hijo, Dani Clará, que priorizó el apellido materno. A él, que tiene 28 años y está estudiando un MBA en Estados Unidos, confiará el futuro de la empresa. Estudió Arquitectura, continuó su formación en Shanghái y hace poco tomó la decisión de incorporarse al proyecto empresarial cuando termine el año. “Tengo que reconocer que me hizo mucha ilusión”, dice la diseñadora. 

A pesar de tener el futuro encauzado, Clará es una empresaria exigente, y asegura que vive “en un constante reto”. Para mantener una firma en lo alto, hay que “pensar constantemente en nuevas aportaciones que sigan revolucionando el sector” y “motivar al equipo humano”. Además, nunca está todo hecho, defiende, se puede “seguir creciendo en mercados” donde la marca ya está establecida.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!