River Plate-Boca Juniors, más que fútbol… ¿negocios y marca España?

No cabe duda de que el estadio Santiago Bernabéu cumple con todos los requisitos que se buscaba para celebrar el partido del año entre River Plate y Boca Juniors.

Tradición futbolera, el aeropuerto con más conexiones con Sudamérica, una ciudad muy segura, la capital del país que más población argentina tiene fuera de sus fronteras… El caso es que el presidente del club blanco, Florentino Pérez, no dudó ni dos minutos en dar su contestación y poner el Bernabéu a disposición de la Conmebol para tal fin… Sabia decisión. Para España, para el Club, y para su faceta de empresario, por qué no. Un partido casi en clave «business» y marca España.

Así, todos ganamos, más allá del simple hecho de ver espectáculo. El Gobierno se apunta un tanto de país para contrarrestar la mala imagen por el tema catalán y de sus relaciones con los secesionistas, y Pérez puede aprovechar el tirón que sus palcos tienen para los empresarios, españoles y argentinos. Porque le guste o no a, por ejemplo, Gabriel Rufián, la realidad es que será Madrid, y no Barcelona, sobre la que se posen los ojos de todo el mundo del fútbol cuando el próximo 9 de diciembre eche a rodar el balón en el River-Boca de la final de la Copa Libertadores 2018.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!