Revisionismo bancario

La capacidad para captar cambios significativos en la evolución de las economías y adecuar con la suficiente flexibilidad las políticas económicas diferencia la calidad de las instituciones y de quienes las gobiernan. Ese atributo lo ha vuelto a poner de manifiesto la Reserva Federal de EE UU, el banco central de aquel país, con el anuncio de su presidente. Esencialmente, ha reconocido que, de sus dos objetivos estatutarios, el control de la inflación y el pleno empleo, la concreción cuantitativa del primero ha de ser revisada a tenor de la ya larga evidencia de que no constituye una amenaza. Eso significa flexibilizar la sujeción a ese 2% de límite de variación de la tasa de inflación y permitir una mayor holgura interpretativa en la consecución de ese objetivo de estabilidad de precios. Un objetivo absolutamente necesario para cualquier economía, pero de ningún modo incompatible con la reducción del desempleo.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!