Retratos fotográficos desde el sofá

La creatividad durante el confinamiento intenta aprovechar las herramientas que ofrece el progreso tecnológico. Se trata de encontrar una manera de sobrevivir, porque un artista sin su arte puede enloquecer. O, al menos, eso temía Heather Glazzard, fotógrafa de 25 años que vive en Londres: para ella, seguir tomando fotos representaba una necesidad primaria para salvaguardar su “salud mental”. En marzo, sus proyectos dejaron de existir y solo le quedaba su ordenador. “Entonces se me ocurrió la idea de sacar fotos de los amigos que no había visto en mucho tiempo a través de [la aplicación de videollamadas] FaceTime”, explica.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!