Renault nombra al exjefe de Seat Luca de Meo nuevo consejero delegado para liderar la nueva alianza con Nissan | Economía

Luca de Meo será el nuevo patrón de Renault. El consejo de administración del consorcio automovilístico francés ha confirmado este martes al italiano, que hasta comienzos de mes estaba al frente de Seat, como nuevo consejero delegado del grupo sumido en una crisis de dirección desde hace más de un año. El ejecutivo asumirá su tarea a partir del 1 de julio.

“El consejo de administración ha considerado que Luca de Meo, a lo largo de su carrera, su experiencia y su éxito en sus funciones previas combina todas las cualidades para contribuir en todos los aspectos del desarrollo y transformación del Grupo Renault”, dijo la compañía en un comunicado.

De Meo (Milán, 1967) tendrá la nada fácil tarea de calmar las aguas agitadas desde la detención en Japón por presunto fraude fiscal del antiguo todopoderoso patrón del consorcio automovilístico, Carlos Ghosn, y su rocambolesca fuga, a finales del año pasado, hacia Líbano. Desde que Ghosn cayera en desgracia, en noviembre de 2018, las acciones de Renault han perdido más de la mitad de su valor, recordó la Agencia France Presse.

Artífice de la recuperación de Seat

Con el nombramiento de De Meo, se pone fin además a una situación de interinidad iniciada en octubre, cuando la compañía francesa decidió deshacerse de su director general, Thierry Bolloré, nombrado solo diez meses antes, y colocar temporalmente en su lugar a la hasta entonces directora financiera, Clotilde Delbos.

El italiano, considerado el artífice de la recuperación de Seat desde que su matriz, la alemana Volkswagen, lo pusiera al frente de la compañía en 2015, tras su exitoso paso por Audi, tardará sin embargo un tiempo aún en asumir sus funciones, que iniciará el 1 de julio, debido a las cláusulas de exclusividad que contenía su contrato con el gigante automotor germano. Hasta entonces, Delbos seguirá al frente de Renault de forma interina. De Meo anunció su salida de Seat a comienzos de mes “a petición propia y de mutuo acuerdo” con Volkswagen, según dijo en su momento el consorcio alemán.

Licenciado en Administración de Empresas por la Università Commerciale Luigi Bocconi de Milán y con 20 años de experiencia en el sector —además de por Volkswagen, Audi y Seat ha pasado por Fiat, Toyota y hasta Renault, donde comenzó su carrera—, De Meo cumple con casi todos los requisitos que había fijado el presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, salvo el de tener la nacionalidad francesa. No obstante, habla con gran fluidez el francés, al igual que el español, el inglés y hasta el alemán, además de su italiano natal. Se le reconoce además una capacidad innata para negociar, una habilidad de la que tendrá que hacer buen uso a la hora de tratar con el Estado francés (accionista con el 15% de Renault) y, también, en una de sus tareas prioritarias en la etapa que ahora comienza: intentar acercar posiciones con el socio cada vez más reticente Nissan.

“Esta nueva dirección marca un paso decisivo para el Grupo y para la Alianza”, afirmó Senard. De Meo es “un gran estratega y un visionario en un mundo del automóvil que cambia rápidamente”. El nombramiento también cuenta con el visto bueno del Gobierno francés. Para el ministro de Economía, Bruno Le Maire, su designación es una “noticia excelente”, sobre todo visto su trabajo al frente de Seat, donde logró una “espectacular recuperación”, dijo en un comunicado.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!