Recapitalización empresarial

El temor a una oleada de insolvencias empresariales va creciendo, en la medida en que lo que inicialmente se afrontó como un problema de liquidez se acabe convirtiendo en uno de solvencia, con un potencial de generalización incluso superior al de la crisis anterior. En este sentido, cabe reconocer el efecto balsámico que tuvieron los programas de avales para evitar el colapso de los flujos financieros en el contexto de paralización de la actividad provocada por el duro confinamiento inicial. Casi un millón de empresas, la mayoría pymes (incluyendo autónomos), se beneficiaron de esos avales, en unas condiciones favorables tanto en términos de coste como de plazos de devolución y carencia.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!