Reanudan las obras del rascacielos residencial más alto de Europa para rematarlo en 2021

ALICANTE Guardar

Las obras del que será el rascacielos más alto de Europa, el edificio residencial Intempo de Benidorm, se reanudan este mes de noviembre tras varios años paralizadas por problemas económicos, con el objetivo de rematarlo antes del verano de 2021.

Así lo ha informado este martes la firma inmobiliaria ‘Uniq Residential’, que lidera el proceso de modernización, adecuación y comercialización de este emblemático edificio de 200 metros de altura y que cuenta con 256 viviendas, distribuidas en 47 plantas.

Olga Urbana declaró en abril de 2014 concurso de acreedores con el rascacielos a medio construir y la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), más conocido como el ‘banco malo’, adquirió en 2012 el préstamo de 108 millones pagado por Caixa Galicia para construir el rascacielos.

Finalmente, Sareb vendió el edificio en 2017 a un fondo de inversión multinacional.

Las obras que ahora se retoman son ejecutados por Dragados, tras un «competitivo» proceso entre las principales constructoras del sector, según ‘Uniq Residential’, que ha indicado que durante los tres primeros meses del proceso de comercialización, el complejo residencial ya ha registrado más del 40 por ciento de reservas sobre las 256 viviendas.

El director de Ventas y Márketing de Uniq Residential, Ángel Gregori, ha señalado que «Intempo es una clara muestra del firme compromiso por atender a la demanda residencial más exclusiva del mercado».

«Estimamos que las obras finalicen y que los inquilinos puedan empezar a disfrutar de sus viviendas y las exclusivas zonas comunes, durante el primer semestre de 2021», ha añadido Gregori.

Entre los cambios más significativos que se producirán en el activo se encuentra destinar para uso comunitario dos de las 47 plantas que en total conforman el edificio, en concreto, la planta 46 y la cubierta.

Piscina infinity, zonas de masaje, spas, jacuzzis y rooftop son algunos de los atractivos que los inquilinos de Intempo podrán disfrutar.

La parte posterior del edificio se completará mediante la construcción de una piscina de estilo playa y otra infantil de 800 y 90 metros cuadrados, respectivamente, y en la zona delantera, la torre de poniente, contará con una zona para niños de más de 1.000 metros cuadrados.

El icónico diamante del edificio, comprendido entre las plantas 38 y 45, albergará el producto que convierte en único y exclusivo el proyecto Intempo.

Se trata de unas viviendas que serán las más altas de toda Europa y todas totalmente exteriores, y tendrán el añadido de contar con espacios abiertos y diáfanos.

Su compleja remodelación ha sido ideada con el objetivo de proporcionar y garantizar la máxima privacidad a los inquilinos, al tiempo que estarán adecuadas y equipadas con instalaciones y acabados de lujo para dar respuesta a la demanda más exclusiva del mercado, según la mercantil.

Las viviendas comprendidas entre la primera planta y la planta 37 contarán con una nueva distribución de los diferentes espacios interiores y entre las principales características de las viviendas destaca la terraza con la máxima privacidad.

Las privilegiadas vistas que ofrece Intempo se podrán disfrutar también desde el interior gracias a la instalación de una gran puerta corredera que posibilita la apertura total del salón y la habitación principal hacia el exterior.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!