Rafa Nadal se pronuncia sobre la polémica vestimenta de Serena Williams

Serena Williams llamó poderosamente la vestimenta que lució durante el torneo de Roland Garros: con un mono de una sola pieza y completamente negro salvo un detalle fucsia que simulaba ser un cinturón.

Así vestida, con este ceñido modelo negro que evocaba los trajes de los superhéroes de los cómics, la estadounidense Serena Williams, una de las tenistas más laureadas de la historia, regresó tras convertirse en madre de una niña en septiembre de 2017. En rueda de prensa, la número 451 del ránking WTA afirmó que es importante probar cosas nuevas con las que sentirte bien sobre la pista. La tenista aseguró que con esta reivindicación trató de generar confianza en todas las mujeres que «tienen una recuperación dura del parto». «Si yo puedo hacerlo, vosotras podéis. ¡Os quiero!», escribía en Instagram.

Sin embargo, las redes se dividieron entre los que defendían su vestimenta pues ayudaba a Williams a recuperarse de los problemas de coagulación que había sufrido tras dar a luz. Sin embargo, por otro lado muchos criticaron a la tenista por saltarse las normas de uniforme. Tan alta ha llegado la polémica que el presidente de Roland Garros anunció hace pocos días que ha decidido prohibir prendas como esta. «Creo que hemos ido demasiado lejos. Hay que respetar el juego y el lugar», explicaba Bernard Giudicelli, a finales de agosto.

Esta semana Rafa Nadal, quien esta mañana ha jugado contra Thiem -número uno del mundo- en un partido legendario, opinó sobre la decisión de prohibir prendas como estas en torneos oficiales. «Creo que todo el mundo puede hacer lo que funcione mejor para su torneo», explicó el tenista en rueda de prensa. «Realmente creo que cuando tienes un torneo como Wimbledon [los organizadores] pueden hacer lo que quieran. No le puedes decir a otro torneo que han de hacer otra cosa. Esa es mi opinión. Si Wimbledon tiene sus propias normas, ¿por qué Roland Garros no puede tenerlas?», concluyó.

Serena Williams fue de nuevo objeto de halagos y críticas por igual al aparecer en el US Open con una falda volada, tipo tutú de bailarina. Una forma de subrayar que su poder no está en la ropa sino en sí misma. Y sobre todo en referencia al director de Roland Garros, protagonista estos días por anunciar que el traje que llevaba la estadounidense en el torneo parisino no será permitido en el futuro.

Loading...

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!