Quim Torra se «autoinculpa» por el 1-O e intenta relanzar una campaña de propaganda de Òmnium

Barcelona Guardar

Quim Torra ha puesto una vez más su cargo como presidente de la Generalitat al servicio de una campaña del secesionismo. Hace una semana ocupó autopistas de la mano de la Assemblea Nacional Catalana y este jueves se ha desplazado hasta la ciudad de la Justicia de Barcelona para «autoinculparse» como organizador del referéndum ilegal del 1-O. El suyo ha sido un intento para reflotar una iniciativa de Òmnium Cultural que no está cosechando el éxito esperado.

En declaraciones a la prensa tras presentar el escrito en los juzgados con dirigentes como el conseller Damià Calvet y la candidata de Junts per Catalunya al Congreso, Laura Borràs, Torra ha asegurado que la acción ha sido en solidaridad con los líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo y que están en la cárcel. «Hicieron sencillamente lo que muchos miles de ciudadanos de Cataluña les pidieron: que llevaran adelante un referéndum de autodeterminación», ha defendido el presidente de la Generalitat.

Torra ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que participe en la campaña de autoinculpación. No en vano, la iniciativa impulsada por Òmnium Cultural no está teniendo apenas efecto y las «autoinculpaciones» de ciudadanos llegan con cuentagotas a los juzgados a pesar de la promoción hecha por medios y redes afines al independendentismo. Ante este hecho, Torra ha convocado a la prensa y se ha hecho acompañar de un miembro de su gobierno, un diputado y dos candidatas al 10-N para recabar más presencia mediática.

Sin pruebas ni riesgos

«Lo que tampoco no nos puede dar ningún tipo de miedo son las consecuencias de ejercer nuestros derechos», ha resaltado Torra. No obstante, su paso difícilmente puede tener efectos penales para los «autoinculpados». Según explica Òmnium en el portal creado para la campaña el ejercicio de esta acción se plantea como una herramienta política de «expresión de solidaridad con las personas condenadas» y de «cuestionamiento de la institución judicial» que difícilmente tendrá efectos legales para sus participantes.

«El escrito de las autoinculpaciones no se acompaña de la presentación de ningún tipo de prueba, lo que dificulta enormemente la apertura de actuaciones judiciales. Sin embargo, Òmnium Cultural asistirá a todas aquellas personas autoinculpadas que puedan llegar a recibir cualquier notificación por parte del correspondiente juzgado», remacha la entidad.

Loading...

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!