Qué es el método ‘Curly Hair’ y los productos que necesitas para conseguir un pelo bonito sin sulfatos | Escaparate

Las particularidades del cabello rizado hacen que para cuidarlo y matenerlo bonito sea necesario emplear técnicas y productos específicos. Consciente de ello, la estilista estadounidense Lorraine Massey, quiso crear un guía que permitiera conseguir unos rizos bien definidos de forma natural. Massey, detalló su experiencia en 2011 el libro Curly Girl The Handbook y en torno a él se ha ido creando una comunidad que, a día de hoy, aglutina a millones de personas en todo el mundo. El método sigue más vivo que nunca en las redes sociales, donde a través de hashtags como #curlygirlmethod, sus adeptos comparten consejos y experiencias para llevarlo a cabo de manera efectiva. 

Qué es el método Curly Hair

El Curly Girl Method o Curly Hair es una guía para cuidar el cabello rizado y conseguir unos rizos bonitos y voluminosos. El método se basa en la hidratación y en el respecto natural del cabello. Para ello en la rutina de limpieza y cuidado semanal se propone espaciar los lavados y nutrir bien el pelo utilizando productos específicos sin sulfatos, siliconas, aceites minerales o ceras. 

En el caso del pelo rizado se aconseja, además, no cepillarlo en seco y tratarlo cuando esté mojado. Se puede desenredar y moldear con las manos o con un peine de cerdas anchas. Tampoco se recomienda utilizar ninguna fuente de calor sobre el cabello, así que los secadores o rizadores de pelo estarían desaconsejados. Pero este método no solo es viable para conseguir un pelo rizado más bonito, también le puede resultar útil a aquellas personas con un cabello apagado, seco o quebradizo que quieran darle una nueva vida a sus melenas.

Cómo empezar el Método Curly Girl

Antes de empezar se ha de tener en cuenta que, al tratarse de un cambio de hábitos, los efectos no serán inmediatos. La autora del método suele hablar de un margen de al menos tres semanas para empezar a ver los resultados, ya que el cabello necesita un tiempo para ir adaptándose.

El primer paso sería sustituir los champús tradicionales por productos low poo, es decir, aquellos que en su formulación no incluyen sulfatos ni siliconas. Antes de empezar también sería aconsejable sanear las puntas y pensar bien las necesidades específicas de cada tipo de cabello, pues en función de eso deberemos centrarnos en una parte del proceso u otra. Quienes tengan cabellos secos, por ejemplo, deberán apostar especialmente por la hidratación y las melenas con poco volumen necesitarán productos para definir y dar forma.

Cómo saber si un producto es apto para el método Curly Girl

Para saber qué productos debemos adquirir hemos de fijarnos en sus etiquetas y los ingredientes que se han empleado en su fórmula. Massey descarta todos aquellos que contengan parabenos, sulfatos, siliconas, alcohol o algunos de sus derivados. De lo que se trata es de dar con ingredientes humectantes, como la glicerina, que ayudan a nutrir el cabello. Hoy en día existen muchas marcas que se han especializado en este tipo de productos y ofrecen champús, acondicionadores o mascarillas a base de aceites (coco, oliva, argán, jojoba, etc.), mantecas u otros ingredientes naturales como el aloe vera.

Método Curly: pasos a seguir

La idea general es que cuantos menos productos de lavado se utilicen, mejor. La frecuencia dependerá de cada tipo de cabello, pero lavárselo una o dos veces por semana sería suficiente. Los pasos a seguir en esta rutina de belleza serían los siguientes:

1º Lavado del pelo

Champú Curl & Shine, Shea Moisture

Se trata de un producto con proteínas de seda y rico en aceite de coco y manteca de karité. Es perfecto para reducir el encrespamiento y restaurar la humedad necesaria para tener un cabello bien nutrido. Se recomienda aplicarlo sobre el cabello húmedo y masajear delicadamente antes de aclarar. Es un champú que tiene más de 7.000 valoraciones en Amazon y al que los usuarios le han otorgado una nota media de 4,5 estrellas sobre 5.

Acondicionador/crema capilar, Cantu

Una de las técnicas que propone el método Curly es el co-washing, que consiste en lavar de vez en cuando el pelo con un acondicionador en lugar de con champús, ya que así se consigue una mayor hidratación. Para ello está pensada, por ejemplo, esta crema a base de manteca de karité pura. Se aplica sobre el cabello húmedo y permite suavizar, reducir el encrespamiento y mejorar el volumen de los rizos naturales.

2º Hidratación

Mascarilla con manteca de karité, Cantu

Formulada sin ingredientes agresivos, esta mascarilla apuesta por la manteca de karité pura, el aceite de coco o la glicerina como principales aliados para restaurar la belleza natural de los cabellos rizados u ondulados. Con más de 10.000 valoraciones, es uno de los productos de esta línea más demandados por los clientes de Amazon

3º Potenciar y definir el rizo

Gel a base de aceite de oliva, Eco Styler

Tras hidratar, toca definir las ondas. Este gel, por ejemplo, que no lleva alcohol y está indicado para todo tipo de cabello, ofrece un buen resultado sin apelmazar el cabello ni dejarlo pegajoso. Se aconseja aplicarlo en cada mechón con la mano y secar con toques suaves pero sin frotar. Es un gel que supera en Amazon las 27.000 valoraciones y que los usuarios han valorado con una nota global de 4,3 estrellas sobre 5.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!