PwC solo analizó el 9% de la documentación del BBVA sobre Villarejo y no incluyó la del espionaje a Sacyr | Economía

Un directivo de la consultora PwC, encargada del informe forense para BBVA sobre su relación con el comisario jubilado José Manuel Villarejo, explicó este jueves ante el juez Manuel García-Castellón que hicieron una búsqueda de palabras clave que resultó en 2,3 millones de ficheros de interés. Ese número fue cribado por indicación del despacho de abogados Garrigues, que lleva la defensa penal del banco, hasta los aproximadamente 200.000 que finalmente fueron analizados, añadió, según fuentes jurídicas presentes en la declaración como testigo del directivo de la consultora. A preguntas de los fiscales Anticorrupción, añadió que si hasta ahora no han elaborado informes sobre el presunto espionaje a Sacyr es porque Garrigues no lo ha considerado prioritario.

El socio responsable de Forensic de PwC, Javier López Andreo, ha declarado durante aproximadamente dos horas ante el juez que investiga en la pieza 9 del caso Tándem, también llamado caso Villarejo, los trabajos que encargó el BBVA al comisario, que se encuentra en prisión provisional desde noviembre de 2017. 

La colaboración entre Villarejo y el banco empezó en 2004, según han descubierto hasta ahora los investigadores, con un trabajo de presunto espionaje contra el presidente de Sacyr, Luis del Rivero. El BBVA pretendía frenar la entrada de Sacyr en el consejo de administración de la entidad financiera. Villarejo bautizó a Rivero y a otras personas que supuestamente le ayudaban a maquinar el “asalto” al banco como “grupo hostil”. 

Los fiscales han preguntado a López Andreo por qué PwC no hizo un informe sobre ese grupo hostil. El directivo ha contestado, según las fuentes consultadas, que no les pidieron elaborar ningún informe sobre ello. El perito ha protagonizado una declaración de carácter muy técnico, en la que ha explicado con detalle la metodología que emplea la consultora para realizar el informe forense. En ese contexto ha explicado que los trabajos se han hecho siempre a demanda de Garrigues, contratado a su vez por el banco para defenderle en el caso Villarejo, donde está imputado como persona jurídica. 

El perito también ha señalado que el informe forense no ha terminado y que su equipo sigue trabajando y entregando conclusiones preliminares. Algunas de ellas se encuentran en los primeros 18 tomos del sumario de la pieza separada sobre el BBVA, cuyo secreto levantó García-Castellón hace dos semanas. 

López Andreo también ha respondido preguntas acerca de las entrevistas a trabajadores del BBVA que se hicieron durante el análisis forense. Ha explicado que no se grabaron ni se levantó acta de su contenido porque se trataba de entrevistas preparatorias, y que esa es la forma en la que suelen trabajar. En una segunda fase, con las entrevistas de contraste, sí se registra lo dicho. 

Fuentes del BBVA señalaron que al inicio de la investigación, “PwC ofreció a los abogados de la entidad (Garrigues & Uría) un mapa de calor con todas las líneas de investigación que proponían realizar y que suponía la revisión de un total de 2,3 millones de hits (ítems a revisar)”. La entidad afirma que PwC estimó que tardaría dos años en revisar el material. “Ante este contexto y ante la necesidad de dar respuesta a los requerimientos judiciales, los abogados de la defensa (Garrigues & Uría) proporcionaron a la firma forensic unos criterios de priorización que maximizaban la posibilidad de obtener información relevante para el caso”.

“En ningún momento se descartó la revisión del resto: de hecho, la investigación sigue en curso. Es más se han añadido líneas adicionales como consecuencia de peticiones del propio juez instructor, lo que avala el rigor del procedimiento seguido que es verificable. En un ejercicio de transparencia BBVA ha liberado a PwC del secreto profesional para que pudieran prestar declaración en el día de hoy”, añadieron estas fuentes. 

 

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!