Purgas y medioambiente

“Todas las cosas ya fueron dichas, pero como nadie escucha es preciso comenzar de nuevo” (André Gide). América Latina alberga la cuarta parte de los bosques tropicales del planeta y el 50% de la biodiversidad global sin que sus gobiernos hayan atendido los insistentes llamamientos a alianza estratégicas contra la deforestación, la contaminación y la sequía, cooperadoras necesarias de la pobreza de 184 millones de personas y la miseria de otros 62 millones. El inventario de la depredación ambiental es tan terrible como escuchado hasta la saciedad por Estados, empresas y organizaciones con capacidad para atajar las calamidades. Los aldabonazos para que las impidan se suceden año tras año y deben continuar aunque la percepción de los resultados sea descorazonadora.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!