Probamos (y comparamos) cuatro aspiradores escoba | Escaparate

Con bolsa, sin bolsa, inalámbrico, de trineo, tipo robot… Las opciones a la hora de comprar un nuevo aspirador para el hogar son amplísimas. Y entre ellas se encuentran los modelos tipo escoba, cuyo diseño (parecido en forma y modo de uso a un cepillo tradicional) y la integración de baterías internas hacen que sean comodísimos: ocupan poco espacio, no hay que enchufarlos para utilizarlos y pueden también emplearse como modelo de mano para sofás, las migas de la mesa e, incluso, el coche.

¿Qué modelos hemos elegido?

Una buena parte de las firmas que cuentan con aspiradores en su catálogo disponen también de modelos tipo escoba, entre los que hemos elegido los siguientes para esta comparativa: Conga Immortal Extreme 40,7 V H2O Max (con una puntuación media de 8 puntos), Dyson V11 (9), Roidmi F8 Storm (8,25) y Rowenta Air Force Flex 560 (8,5). Todos tienen en común múltiples aspectos, aunque también hay grandes diferencias entre ellos. Hemos valorado:

Así los hemos probado

Una limpieza en profundidad tras una semana sin limpiar, pruebas en distintas superficies (tarima, suelos cerámicos, alfombras, felpudos, raíles de las ventanas) e, incluso, aspirar la tierrecilla de las alfombrillas del coche. Estas han sido algunas de las pruebas a las que hemos sometido a los modelos participantes en la comparativa, que hemos empleado como principal dispositivo de limpieza doméstica durante un periodo mínimo de dos semanas.

Tras las pruebas, el aspirador escoba ganador ha sido el Dyson V11, el modelo más caro de la selección pero también el que mejor aspira en todo tipo de superficies.

Dyson V11: nuestra elección

Sí, es uno de los modelos más caros del mercado y ese es su principal punto en contra. Pero su funcionamiento y potencia de succión hacen que se haya convertido en ganador de esta comparativa. Es capaz de identificar el tipo de suelo sobre el que se pasa su cepillo (si es tarima, cerámico, una alfombra…) y adapta automáticamente la succión para capturar el 99,97% de partículas de un tamaño de hasta 0,3 micras, según la marca. Durante las pruebas no hemos podido medir estos datos, pero sí hemos experimentado que realmente todas las superficies quedan muy limpias; más que con ningún otro modelo.

Con múltiples cabezales para adaptarse a distintos usos (incluye adaptadores para ventanas, por ejemplo), también es posible realizar este ajuste de potencia a través de su pantalla táctil, eligiendo un modo de potencia extrema y otro eco además del automático antes nombrado. En ella, además, se visualiza en todo momento la batería restante (en modo eco, se extiende hasta 60 minutos), informa de cuándo es necesario limpiar los filtros o muestra un tutorial paso a paso para solucionar posibles obstrucciones que hagan que no funcione correctamente.

Para terminar, dos detalles que nos han gustado especialmente: es muy silenciosa y el mecanismo para vaciar el depósito se acciona a través de una palanca que hace que toda la suciedad pase directamente al cubo de basura sin tener que entrar en contacto con ella.

Rowenta Air Force Flex 560: la aspirante

Su tubo está articulado, por lo que puede moldearse para acceder a todo tipo de rincones de forma más cómoda que con otros modelos. En concreto, en la parte trasera del aspirador se sitúa un botón que, al pulsarlo, permite ‘doblar’ el tubo del aspirador. Esta flexibilidad se da únicamente en un punto (es decir, no podemos elegir si hacerlo más arriba o más abajo); está bien elegido, porque hace que se pueda limpiar bajo la cama o el sofá sin agacharse tanto. Además, el cabezal que más utilizamos incorpora unas luces LED que ayudan a ver precisamente debajo de los muebles o zonas mal iluminadas.

Es muy ligera, bastante silenciosa y viene junto con una amplia variedad de accesorios. Así, a los habituales suma un kit para aspirar el pelo de las mascotas, un cabezal para muebles altos, uno más para los sofás… Limpia de forma adecuada en distintas superficies pero nos hemos encontrado con que la autonomía es muy limitada (entre 30 y 40 minutos de media), haciendo que no pudiéramos completar la limpieza del hogar en una única sesión. Luego, tarda casi tres horas en rellenar su batería desde la base de carga.

Roidmi F8 Storm

Con un diseño muy cuidado y un manejo muy sencillo, puede utilizarse con una aplicación en el teléfono móvil que permite gestionar la carga de la batería, el estado del filtro o la superficie aspirada, así como activar un aviso cuando sea necesario vaciar el depósito y seleccionar entre tres niveles de potencia. Esto es especialmente interesante, ya que desde el propio dispositivo sólo pueden seleccionarse dos: uno normal con el que se obtienen 55 minutos aproximados de autonomía (da para una casa de unos 100 metros) y otro turbo ideal para la suciedad incrustada que acaba con la batería en menos de 10 minutos.

Nos ha gustado especialmente que viene con múltiples accesorios adecuados para todo tipo de suelos y muebles, y se transforma en un aspirador de mano. Gracias a un mini cabezal con cepillo eléctrico anti ácaros, es ideal también para tejidos: fundas de cama y sofá, cortinas, la tapicería del coche…

Durante el uso, hemos notado que es muy silencioso, tiene una adecuada capacidad de limpieza y que con él es sencillo llegar a todos los rincones, debido a que sus cabezales están articulados en todas direcciones. Además, detecta si la luz es deficiente en el momento del aspirado y enciende automáticamente unas luces LED que iluminan justo delante del aspirador. El único aspecto que mejoraríamos es la capacidad de su depósito, tan pequeño que si se desea limpiar el hogar al completo puede ser necesario vaciarlo antes de terminar.

Conga Immortal Extreme 40,7 V H2O Max

Cecotec, además de tener en su catálogo el popularísimo robot aspirador Conga, también dispone de modelos como este. Inalámbrico y con un depósito para la suciedad de 0,8 litros, cuenta con dos modos diferentes de aspiración: uno turbo que ofrece la máxima potencia de succión y otro eco que, aspirando de forma igualmente positiva, gasta menos energía y, por lo tanto, alarga la vida de la batería. Ésta, en concreto, se extiende alrededor de hora y media (siempre sabes aproximadamente cuanto queda gracias a un indicador LED con cuatro barras situado en una zona muy visible). Nos ha gustado especialmente la incorporación de un cepillo motorizado rotativo y desmontable ideal para alfombras y moquetas y la presencia de unas luces LED en la parte inferior que iluminan la zona a aspirar. De forma opcional (no lo hemos probado) se puede incluir un accesorio para limpiar en húmedo.

Por otro lado, y como ocurre con la mayoría de aspiradores escoba, se desmonta de forma sencilla para transformarse en un modelo de mano. Para ello, incluso trae un accesorio con cepillos para sofás, muebles… El aspecto más mejorable es su diseño, un paso por detrás de la competencia.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!