Presión necesaria

La renovación de los vocales del Consejo General del Poder Judicial sigue bloqueada, se cumplen ahora dos años, y los partidos de la coalición del Gobierno registraron ayer en el Congreso una proposición de ley para evitar que ese órgano, mientras permanezca en funciones, pueda seguir realizando nombramientos. La iniciativa busca romper la férrea posición del Partido Popular, que mantiene contra viento y marea que no dará ningún paso mientras Unidas Podemos (UP) pueda influir en la elección de los vocales. El presidente, Pedro Sánchez, retiró la anterior proposición de ley que habían presentado PSOE y UP en octubre para forzar un desbloqueo, iniciativa legislativa que fue muy criticada por parte del mundo judicial y por Bruselas. La intervención que hizo Pablo Casado durante la moción de censura alentada por Vox, en la que el líder del PP rompió con el partido de extrema derecha y parecía recuperar la vocación de los populares de ser un partido de Estado, ofreció una nueva oportunidad al diálogo y Sánchez aparcó la polémica reforma legal.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!