Precios. La inflación fue de 3,4% en abril, se desacelera por primera vez en el año y le trae alivio al Gobierno

Fuente: Archivo

La inflación sigue siendo alta en la Argentina, pero por primera vez en el año los precios quebraron el proceso de aceleración en el que parecían embarcados pese a los intentos oficiales de frenarlos. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de abril fue de 3,4%, casi un punto porcentual menos que en marzo y por debajo de lo esperado por el mercado.

Más allá de que la noticia será celebrada por los analistas y por Casa de Gobierno, la inflación acumuló un 15,6% en el primer cuatrimestre y suma un 55,8% en doce meses. Para las consultoras privadas, el aumento de precios podría estar cerca de 40% a fin de año, pese a que sus pronósticos estiman una desaceleración a los largo de los dos últimos cuatrimestres.

El último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central (BCRA) estimó el dato de inflación de 4% para abril. Sin embargo, en Casa Rosada y en el Ministerio de Hacienda ya confiaban ayer en que el número del Indec podía ser unas décimas menor.

Loading...

La desaceleración de la inflación se reflejó fuertemente en el rubro que más peso tiene en el IPC (y en el bolsillo): el de Alimentos. En marzo había subido 6%. En abril, el avance fue de 2,5%. El aumento de este rubro estuvo incluso un punto por debajo del nivel general de inflación.

Los incrementos más elevados en el mes fueron, según calculó el Indec en su dato de hoy: Prendas de vestir y calzado (+6,2%), Equipamiento y mantenimiento del hogar (+4,6%), Transporte (+4%), Restaurantes y hoteles (4,1%), Salud (+3,5%), Comunicación (3,5%), y Recreación y cultura (+3,2%) y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (2,9%).

La inflación núcleo -la que sigue de cerca el BCRA porque no incluye los precios regulados ni estacionales- mostró un alza de 3,8%, por arriba del nivel general, arrastrado hacia la baja por el leve alza de los estacionales (+1,6%). La inflación core había sido de 4,6% en marzo.

“¿Vamos a tener índice de menos del 4% mañana [por hoy cuando se publique el dato]?”, le preguntó ayer LA NACION al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en un encuentro con medios en su despacho. “Esperemos. Vamos a esperar a mañana, pero esperemos que sí. Eso ayuda a la economía y a los argentinos”, señaló el coordinador del equipo económico.

Días atrás, el jefe de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), Roberto Cardarelli, afirmó a la salida de la reunión de su equipo con la CGT: “Lo peor de la economía ya pasó”. Sinb embargo, luego reconoció que “claramente hay riesgos” y opinó que el crecimiento debería mejorar y que los índices de inflación deberían bajar en los próximos meses.

Los últimos números de inflación habían mostrado una aceleración, hasta el último vertiginoso 4,7% de marzo (en enero fue 2,9% y en febrero, 3,8%). Fue un mes con una elevada volatilidad cambiaria que terminó en el aval del FMI (y de Washington) para que el BCRA usara parte de los desembolsos del Fondo dentro de la hoy desdibujada zona de no intervención. En abril se esperaba un impacto de una de las cuotas de la suba del gas y de los combustibles.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!