Posible multazo de 30.000 euros a un bar de Valencia por cientos de botellas de «garrafón»

Un bar cercano a la plaza del Cedro se enfrenta a una posible multa de 30.000 euros por infracción muy grave después de que la Policía Local haya encontrado en su interior cientos de botellas de alcohol de «garrafón» sin el precinto fiscal ni los controles sanitarios obligatorios.

Agentes del distrito del Marítimo de Valencia han denunciado al propietario del negocio por ejercer actividades presuntamente ilegales y obstruir supuestamente la inspección de sus instalaciones.

El fraude se detectó el pasado 27 de septiembre cuando una patrulla de la Unidad de Convivencia y Seguridad (UCOS) realizó una inspección de un establecimiento en las inmediaciones de la plaza del Cedro en la que observó 13 botellas de alcohol que no tenían el correspondiente precinto fiscal para bebidas alcohólicas.

La patrulla de la Policía Local solicitó entonces realizar una inspección del almacén y allí encontró otras 530 botellas, de las que 396 carecían del precinto fiscal y 134 carecían también del número de registro sanitario.

Al preguntar al encargado por la procedencia de las botellas, se negó a facilitarla, según la Policía Local.

Loading...

Los agentes que intervinieron en el servicio decomisaron las 13 botellas, cuyo contenido se está analizando por parte de los servicios sanitarios.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!