¿Por qué elegir un reloj único y solidario?

Solo 1.500 personas en todo el mundo podrán disfrutar del placer de llevar el grabado que atesora esta pieza única y que es todo un manifiesto de compromiso con el deporte y la infancia.

Parte trasera del reloj Aviador Mark XVIII – © IWC

Los proyectos solidarios y las obras benéficas deben mucho a las firmas relojeras, quienes desde hace décadas decidieron compartir una porción de las ganancias del gran pastel del lujo y de la alta relojería.

IWC Schaffhausen –que este año cumple 150 años de historia- tomó la senda de la solidaridad en 2006 (aunque el acuerdo de colaboración se firmara un año antes) con el lanzamiento de una pieza en edición limitada dedicada a celebrar los Laureus World Sports Awards, promovidos por la Laureus Sport for Good Foundation, fundación que utiliza el poder del deporte para acabar con la violencia, discriminación y desigualdades y demuestra que el deporte puede cambiar el mundo. Parte del beneficio de la venta de la pieza editada en edición limitada se destina directamente a la fundación Laureus y sus proyectos.

Un reloj con compromiso solidario

IWC ha presentado este año la Edición “Laureus Sport for Good Foundation” del reloj de Aviador Mark XVIII. El reloj es la 12ª edición especial lanzada por IWC como parte de su compromiso para apoyar a la fundación Laureus Sport for Good y se presenta con una caja de cerámica negra, una esfera azul, correa de piel de becerro y un grabado especial en el fondo de la caja.

Como hemos indicado, desde 2006, IWC ha lanzado varias ediciones limitadas de relojes en honor a la Laureus Sport for Good Foundation. Son piezas únicas, 1.500 para ser más exactos, que están destinadas a ser objetos de colección, pues cada una muestra un exclusivo grabado en el reverso, basado en el dibujo ganador de una competición organizada por IWC entre los niños que participan en los proyectos de Laureus. Como cada año, se asigna un tema específico sobre el que los participantes realizan un proyecto artístico.

El tema que ha inspirado el fondo de este reloj ha sido “Time to Be Healthy”. El jurado seleccionó el dibujo de Ana Claudia de 11 años entre más de 1.000 dibujos. Ana participa en un proyecto del Instituto Reaçao en Brasil, organización que ayuda a mejorar las condiciones de vida de niños y adolescentes brasileños a través de la educación y el deporte- y se apoya en particular en el judo para transmitir valores como el respeto, la disciplina y determinación.

El color de la esperanza

Otra de las características comunes a estas ediciones limitadas y solidarias es el azul de sus esferas: el color de la esperanza para los niños desfavorecidos.

La esfera azul como símbolo de la esperanza de los más desfavorecidos
La esfera azul como símbolo de la esperanza de los más desfavorecidos – © IWC

Sobre la esfera azul del reloj de Aviador Mark XVIII, las agujas negras son fácilmente legibles en la oscuridad gracias a un revestimiento luminiscente. La caja interior de hierro dulce alberga el calibre 35111, dotado de un alto nivel de protección antimagnética. Por su parte el cristal está protegido contra las súbitas variaciones de presión.

El modelo de esta última edición pertenece a una de las seis familias de la casa, todas ellas auténticos iconos de la relojería contemporánea. El primer reloj Aviador –uno de los modelos más codiciados de la firma- aparece en 1936.

Se trata de un reloj que cambiará el concepto estético de los relojes durante muchos años y que se convertirá en todo un referente mundial de relojes grandes, legibles y resistentes a los campos magnéticos. Así, el primer reloj de la colección contaba con un bisel giratorio con triángulos indicador que podía ser utilizado para cronometrar tiempos de despegue, además de contar con una escape antimagnético.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *