¿Por qué deberías vestir como los Peaky Blinders?

Basada en la historia de una familia de gánsteres asentada en Birmingham tras la Primera Guerra Mundial, la serie Peaky Blinderscon cuatro temporadas emitidas y una quinta por estrenar, se ha convertido en un éxito de masas en el que la estética de sus protagonistas ha jugado un papel importante, llegando incluso a crear tendencia.

Los cuestionables negocios de esta familia de origen gitano dedicados a las apuestas hípicas, sus aires de mafiosos y un Thommas Shelby impecable, interpretado por Cillian Murphy, como cabeza de familia en una época sumida en la pobreza como consecuencia de su participación en el primer gran conflicto del siglo XX son el eje sobre el que trascurre la serie.

La decadencia del momento, su paisaje gris entre fábricas de carbón y chimeneas, o la estética de los barrios más pobres de la ciudad se plasman a la perfección, acompasados por el vestuario impoluto de sus protagonistas, una estética elegante y peculiar quelos caracteriza y en la que vamos a profundizar un poco más.

Oda al buen vestir del siglo XX

Fotograma de la serie Peaky Blinders
Fotograma de la serie Peaky Blinders

El estilo de los “roaring twenties” o lo que es lo mismo los “locos años veinte”, se caracterizaba por una elegancia comedida que empleaba la combinación de prendas clásicas con otras más modernas que fueron apareciendo en la época, una estética sin duda aplicable a nuestros días, que demuestra una vez más que los clásicos nunca mueren.

Tommy Shelby en camisa con "sleeve gaster" (ligas de manga)
Tommy Shelby en camisa con “sleeve gaster” (ligas de manga)

Los años veinte del siglo XX, periodo de entreguerras, supusieron una verdadera revolución en el mundo de la moda. Es la época de Coco Chanel, pero también la de Madeleine Vionnet o la de Worth, un inglés que revolucionó el mundo de la moda al firmar sus prendas como hacían los pintores y para el que se creó el término de “Alta Costura”.

Una “Alta Costura” que convivía con patrones mucho más sencillos pero que también buscaban esa elegancia de la clase obrera. Con limitaciones aún en la clase trabajdora aparecen en la serie piezas muy reconocibles para suplir esas necesidades como el “sleeve gaster”, una “liga de manga” que se extendió ampliamente en la segunda mitad del siglo XIX, cuando las camisas confeccionadas para hombres llegaron en una sola medida, estas ligas permitían personalizar las longitudes y evitar que los puños se ensuciaran mientras trabajan o ajustar la longitud adecuada bajo el traje de chaqueta.

El protagonista Thomas Shelby interpretado por Cillian Murphy
El protagonista Thomas Shelby interpretado por Cillian Murphy
La gorra con cuchillas de afeitar de los Peaky Blinders
La gorra con cuchillas de afeitar de los Peaky Blinders
Loading...

Otra característica de vestuario apreciable en la serie son los cuellos desmontables de las camisas. Por aquel entonces las camisas llevaban cuello pero eran desmontables, ya que en la época la ropa se lavaba con menos frecuencia y el poder utilizar tanto cuellos como puños intercambiables (las piezas que más se ensucian) daba un aspecto de más higiene. Además, estas piezas estaban muy almidonadas, de una textura similar al cartón, lo que daba un aspecto impecable a las camisas.

La lana y el tweed son sin duda los tejidos por excelencia de la época en la que casi todo tipo de prendas se confeccionaban con ellos. Incluidas las famosas gorras ‘gatsby’ tan características de la serie, los hermanos Shelby escondían cuchillas de afeitar entre sus costuras para convertirlas en armas que utilizaban sin escrúpulos.

Las claves del estilo Peaky Blinders

A lo largo de las cuatro temporadas, el estilismo de los protagonistas va evolucionando al compás de su posición social. Pero si hay un patrón que a penas varía es el “uniforme” por excelencía de sus personajes, que consiste esencialmente en un set de tres piezas: pantalón a la altura del tobillo, americana y chaleco a juego.

En tonalidades grises y marrones, la mayoría de los trajes que lucen los personajes masculinos están confeccionados en tweed de espiga. Con el paso de los años e incluso en las generaciones más jóvenes como son los hermanos pequeños se comienza a introducir el color, así como los trajes a rayas.

Tampoco faltan los abrigos largos para combatir el frio clima de Birmingham, así como las botas de cordones (más tarde llegarán los zapatos Oxford). Y en cuanto a accesorios, el reloj de bolsillo y la gorra se llevan todo el protagonismo.

Y si además lo dice Beckham…

En 2015, Beckham adquirió Kent & Curwen, una compañía británica que especializada en moda masculina de los años 20, y que ahora acaban de lanzar una colaboración con la famosa serie. Su director creativo Daniel Kearns se ha inspirado en los personajes para lanzar una colección digna tanto de la época como para la actualidad y así lo mostró el propio Beckham en el marco de la semana de la moda de Londres. El ex madridista, como embajador de excelencia de su compañía, escogió un estilismo digno de un Peaky Blinders y así pudimos verlo en una fotografía realizada por su hijo Brooklyn, quien también ha estrenado ya alguna de las prendas de la colección.

En declaraciones a The Guardian, Beckham afirmó que siempre ha sido fan de la serie y que su compañía está comprometida con mantener la autenticidad del estilo de la época.

La prendas de la colección llevan además la etiqueta con el nombre de The Garrison Tailors, en referencia al bar que regentan los famosos hermanos en Birmingham, centro neurálgico de sus movimientos.

¿Te atreves con la estética años 20, los trajes con chaleco y el tweed para esta temporada? ¡Deberías!… Por orden de los Peaky Blinders.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *