Por la Venecia judía

La presencia de la comunidad judía es parte esencial de la historia de Venecia, pues ya en 1516 el Gobierno de la República estableció que los judíos debían instalarse en una isleta junto al canal de Cannaregio, en lo que acabó siendo el primer gueto judío de la historia. En este barrio o sestiere, según la denominación veneciana, había un gran número de fundiciones de hierro, y precisamente de ahí procede el término “gueto”, pues en el dialecto veneciano el verbo fundir se decía getar. Pero gracias al paso del tiempo y a la resiliencia de la comunidad hebrea, hoy la antigua zona de las fundiciones no es un área de aislamiento y exclusión, sino un barrio propicio al intercambio cultural donde viven y trabajan muchos judíos de la ciudad italiana.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!