Polémica por la situación de decenas de policías de Zaragoza desplazados a Cataluña

De «hacinamiento» y condiciones «ruinosas» y «tercermundistas». Así ha calificado un sindicato policial la situación en la que se encuentran decenas de policías nacionales que han sido desplazados desde Zaragoza a Cataluña para reforzar los dispositivos de seguridad desplegados por el Estado en esa región, con el telón de fondo del desafío independentista.

Las quejas por cómo han sido alojados estos policías desplazados temporalmente a Cataluña han llegado hasta el Ministerio del Interior, que ha prometido que corregirá la situación.

La denuncia la hizo pública el sindicato Unión Federal de Policía (UFP). Desde esta misma organización han indicado que el secretario general del sindicato, Víctor Duque, fue llamado a última hora de ayer por el director general de Policía, Francisco Pardo, quien le dijo que se comprometía a arreglar «en breve» la situación de algunos de los agentes enviados como refuerzo a Cataluña y alojados en el cuartel militar del Bruc, en Barcelona, tras la denuncia de «hacinamiento» del sindicato Unión Federal de Policía (UFP).

Desde el sindicato han señalado a Efe que a última hora de ayer, el director de la Policía llamó a su secretario general, Víctor Duque, para interesarse por la situación de los agentes y las quejas que horas antes había hecho públicas la organización en su cuenta de Twitter.

Tras lamentar que los agentes estuvieran en malas condiciones y pedir disculpas por la organización, Pardo aseguró a Duque que la situación «se iba a arreglar en breve».

En tres mensajes acompañados de fotografías, la UFP denunciaba en Twitter la situación «deplorable» del alojamiento de los primeros efectivos de la unidad de Intervención Policial, los antidisturbios, que habían sido destinados a Cataluña y alojados en el cuartel militar del Bruc

La UFP calificaba de «ruinosas» y «tercermundistas» las instalaciones, con hasta 40 policías en un mismo habitáculo o «espacios reducidos de hasta diez literas y limitados aseos compartidos».

Una situación que afecta a alrededor de un centenar de agentes procedentes de Zaragoza y A Coruña, que llegaron el miércoles a Cataluña y que, según asegura el sindicato UFP, «tratarán de sobrevivir» en el Bruc durante veinte días.

Desde el sindicato aseguran a Efe tener «confianza» en las palabras del director y, por tanto, esperan que en un plazo breve de tiempo los compañeros alojados en el cuartel mejoren sus condiciones laborales.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!