Polémica en Badalona después de que el PSC «consiga» frenar un centro de menas

El PSC ha desatado la polémica en Badalona después de que al alcalde Àlex Pastor se jactara de «haber conseguido» que la Generalitat no instale un nuevo centro de menores extranjeros no acompañados (mena) en el barrio del Remei, lo que le ha valido un alud de críticas de la oposición.

Pastor anunció el jueves por la noche en su cuenta de Twitter que «esta tarde he podido compartir charla y retos de futuro con los vecinos y las vecinas del barrio del Remei. Les he podido comunicar, además, que hemos conseguido que la Generalitat no instale ningún centro de menas en el barrio».

Después de la controvertida declaración, el conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir El Homrani, consideró ayer que el tuit «se valora por sí solo» y lamentó «la incapacidad de salir del marco mental que nos quiere imponer la extrema derecha europea y la de este país», según informó Efe. «La afirmación sobra absolutamente y no tiene ningún sentido», señaló tras instar a Pastor a «reflexionar sobre lo que ha dicho».

También el grupo municipal de En Comú Podem, socio del gobierno socialista, censuró las palabras «desafortunadas» de Pastor y rechazó «que se criminalice a los menas» a la vez que exigió «responsabilidad con un tema tan sensible». A su vez, ERC, Guanyem en Comú y JpC pidieron una rectificación y también recriminaron a Pastor que «criminalice» a un colectivo «de manera irresponsable» tal y como, a su juicio, hacía el exalcalde Xavier García Albiol (PP). Albiol, actualmente en la oposición, tuiteó que «cuando el cargo de alcalde te viene grande se acostumbra a hacer el ridículo».

«No fue acertado»

Desde el equipo de gobierno socialista, el tercer teniente de alcalde, Jordi Subirana, admitió este viernes que el mensaje de Pastor –por el que le han caído una avalancha de reproches y memes tildándolo de «racista» y «xenófobo»– no fue «acertado», pero indicó que «la realidad de estos barrios es muy compleja».

Loading...

Por su parte, Pastor quiso matizar sus palabras y defendió que «no se puede estigmatizar barrios ni colectivos, pero se tiene que trabajar para garantizar la paz social, la convivencia y la cohesión». «En el barrio del Remei los vecinos me pidieron que se aprovechara ese equipamiento para otro tipo de servicio y es lo que hemos hecho», resaltó el alcalde.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!